Incendios forestales

El incendio de Vall d'Ebo sigue muy activo y obliga a cortar la carretera hacia Pego

Ximo Puig asegura que el fuego "se ha producido en el peor de los instantes" y, además, se "desarrolla con unas dificultades absolutamente imposibles de atajar con la velocidad que se quisiera"

El incendio forestal del Vall d,'Ebo, en Alicante

EFEEl incendio forestal del Vall d,'Ebo, en Alicante

El incendio forestal que se declaró la noche del pasado sábado en Vall d'Ebo (Alicante), y que ha quemado cerca de 9.500 hectáreas y forzado al desalojo de más de un millar de personas, continúa "muy activo" y ha obligado a cortar la carretera CV-712, que une este municipio con Pego.

Fuentes de Emergencias de la Generalitat Valenciana han informado a Efe de que durante la noche, en la que han estado trabajando cerca de 300 efectivos terrestres, el fuego ha seguido "muy activo", especialmente en la parte oeste, cerca del municipio de Tollos, y en la zona este, hacia Pego.

A primera hora han comenzado a incorporarse 26 medios aéreos pertenecientes a la Generalitat, la Diputación de Alicante, el Ministerio y las comunidades de Castilla-La Mancha y Murcia.

La carretera CV-712, que une los municipios de Vall d'Ebo y de Pego ha sido cortada y durante la noche no se han producido nuevos desalojos, según las mismas fuentes.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este lunes que el incendio en Vall d'Ebo "se ha producido en el peor de los instantes" y, además, se "desarrolla con unas dificultades absolutamente imposibles de atajar con la velocidad que se quisiera".

Así lo ha indicado a los medios, tras mantener una reunión con el Puesto de Mando Avanzado del incendio, donde ha agradecido el trabajo a todas las personas implicadas en las tareas de extinción, así como a los alcaldes y concejales que hacen un "esfuerzo sobrehumano en una situación muy complicada".

De hecho, les ha trasladado: "Vamos a renacer", aunque ahora ha apuntado que lo más importante ahora es que no se produzcan "desgracias personales" -ni en los efectivos que participan en la extinción ni en los vecinos- y "limitar al máximo" que haya daños para los bienes de las personas.

Según los últimos datos facilitados por el presidente, ya han ardido más de 9.500 hectáreas de terreno y el fuego tiene un perímetro de 65 kilómetros. El fuego ha sido provocado por un rayo y Puig ha recordado que ya se había advertido de que el fin de semana iba a ser un momento "de enorme complejidad" por las circunstancias meteorológicas y, de hecho, ha indicado que han caído en las zonas afectadas "miles y miles de rayos" y en toda la Comunidad Valenciana.

En la imagen una avioneta realiza una descarga de agua sobre las llamas que avanzan hacia una zona de viviendas en la Atzubia

En la imagen una avioneta realiza una descarga de agua sobre las llamas que avanzan hacia una zona de viviendas en la Atzubia

El presidente regional se ha comprometido a, de cara al futuro, "plantear los instrumentos necesarios para revitalización de esta comarca" del Vall d'Ebo, que es "de las más importantes desde el punto de vista del patrimonio natural de la Comunidad Valenciana".

Puig ha explicado que ha hablado este lunes con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha puesto a disposición de la Comunidad Valenciana todos los medios disponibles del Gobierno, y ha destacado también la colaboración de todas las administraciones.

"Estamos en causa común de todos", ha dicho, al tiempo que ha apuntado que también se debe tener en cuenta que este domingo los medios aéreos tuvieron grandes dificultades para trabajar por el humo. "No se puede pensar que por más que podamos pedir, podemos actuar", ha indicado, para confirmar que este martes llegarán refuerzos y ha agradecido también la colaboración de Murcia y Castilla La Mancha.

Tras la visita, el mandatario regional se ha acercado al Espai Veïnal de Pego, donde Cruz Roja atiende a personas desplazadas por prevención de la zona del incendio que no tienen una residencia alternativa. La organización humanitaria ha abierto otro albergue provisional en Muro d'Alcoi, en Casa de Ferro, con capacidad para 50 personas.