El Gobierno se asegura la aprobación de la reforma laboral mientras negocia a contrarreloj con ERC

Unión del Pueblo Navarro aseguró su voto favorable. Los socialistas tienen ya más “síes” que “noes” con Ciudadanos y los grupos minoritarios, aunque sus socios de investidura se mantengan en votar en contra. Sánchez salva el último escollo para agotar la legislatura.

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz

La ministra de Trabajo Yolanda DíazLa reforma será convalidada este jueves. Unión de Pueblo Navarro, finalmente, posicionó su voto favorable, lo que garantiza al Gobierno que el proyecto posiblemente más importante de la legislatura salga adelante en el Congreso.

Pese a todo, a última hora de la noche del miércoles seguían intensas negociaciones a múltiples bandas. Desde el PSOE no sólo se quería amarrar el resultado (no se fían del todo) , sino seguir intentando el consenso con los socios que hicieron a Pedro Sánchez presidente del Gobierno. La parte socialista del Gobierno tampoco quiere que no se visualice la ruptura con el pacto con sus socios de investidura y que sea un punto de inflexión que lastre la legislatura y futuros consensos.

Según fuentes socialistas, a última hora de la tarde/noche de este miércoles se volvió a intentar negociar con ERC y con su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, para busca al menos la imprescindible abstención de la formación republicana. Pero el partido independentista, de momento, seguía en el no. Y este miércoles por la mañana la incógnita todavía no se ha despejado. 

También hubo contactos con el PNV para buscar su abstención, aunque el partido vasco finalmente ha anunciado que votará en contra al no haber conseguido incorporar la prevalencia de los convenios autonómicos.

Aunque fue una jornada de tensión y múltiples negociaciones a muchas bandas, también por parte de la Vicepresidencia segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lo que fuentes de ambas partes del Ejecutivo aseguraban es que la reforma laboral será convalidada hoy por el Congreso, “sí o sí”.

El desgaste de que no saliera sería muy costoso para el Ejecutivo de coalición. Tanto para el mensaje que España lanzaría a Europa con la no aprobación de la reforma laboral con la que están en juego 12.000 millones de euros; como para la propia figura de Yolanda Díaz, artífice de los grandes acuerdos del Gobierno en esta legislatura.

El debate empezará este jueves a las 9.00 horas. Los grupos fijarán posiciones políticas, pero no tienen obligación de anunciar su voto. Las votaciones finales no serán hasta después del mediodía. Desde La Moncloa y desde Ferraz se lanza un mensaje: “Sea como sea, no se puede perder la votación”. Y añaden: “No se perderá”.

Si sale adelante la votación de este jueves y tras el acuerdo en la ley de Vivienda, lo que parece innegable es que el Gobierno de coalición ha superado dos grandes escollos y, como dijo Pedro Sánchez este miércoles, habrá estabilidad política y la legislatura acabará a finales de 2023.

Sobre el autor de esta publicación

Luis Villajos

Luis Villajos (Madrid, 1982) es subdirector de Republica.com. Lleva más de una década, casi desde su fundación, trabajando en este diario. Su paso por diferentes puestos hasta el actual le confieren una amplia visión del funcionamiento de la redacción. Está especializado en información política, aunque también le interesan la actualidad internacional y los temas de denuncia social.