El Gobierno retira a la Guardia Civil de tráfico de Navarra para garantizarse el apoyo de Bildu a los PGE

PP, Ciudadanos y Vox han cargado contra Sánchez por ceder al "chantaje" de la formación independentista

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado

EUROPA PRESSEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado

El acuerdo de EH Bildu con el Gobierno para que esta formación apoye los Presupuestos Generales del Estado para 2023 incluye, entre otros puntos, transferir la competencia de tráfico a Navarra o, dicho, de otra forma, retirar a la Guardia Civil de tráfico de Navarra, antes del 31 de marzo del próximo año.

Según ha informado EH Bildu, "se transferirá de manera efectiva, antes de 31 de marzo de 2023, la competencia de Tráfico y Seguridad Vial a la Comunidad Foral de Navarra, convocando para ello la Junta de Transferencias antes de 31 de diciembre 2022, debiendo producirse cuantas reuniones sean necesarias para solucionar los actuales problemas técnicos para la transferencia de la misma".

EH Bildu ha confirmado este martes el apoyo de sus cinco diputados al proyecto presupuestario de 2023, que suma así los 174 votos que garantizan su aprobación en el Congreso por mayoría simple para su paso al Senado.

La portavoz parlamentaria de la formación, Mertxe Aizpurua, ha explicado en una rueda de prensa que el acuerdo cerrado con el Gobierno incluye extender a diciembre de 2023 la limitación en la subida de los alquileres y el aumento de las pensiones no contributivas.

También recoge que "en los gravámenes de nueva creación energéticos y de entidades de crédito y establecimientos financieros de crédito, se establece la participación de la Comunidad Autónoma del País Vasco y de la Comunidad Foral de Navarra mediante acuerdo de la Comisión Mixta del Concierto Económico y la Comisión Coordinadora del Convenio Económico respectivamente, en un plazo máximo de tres meses, para la gestión de la recaudación de los mismos, respetando así el autogobierno y las competencias fiscales de las Haciendas forales vascas y navarra".

Asimismo, antes de la finalización de la aplicación estipulada de dos años, el Gobierno realizará un estudio de los resultados de los gravámenes a las eléctricas, banca y grandes fortunas, para evaluar su mantenimiento con carácter permanente.

Otro punto del acuerdo es que se destina un millón de euros para la Universidad Pública de Navarra para la culminación del campus sostenible e inteligente Green Smart & Sustainable Campus de la UPNA.

En materia de memoria e historia se ha pactado destinar 300.000 euros para financiar y proseguir con los trabajos de excavación e investigación llevados a cabo por la sociedad de ciencias Aranzadi en el monte Irulegi del Valle de Aranguren, donde recientemente se ha hallado la denominada como "mano de Irulegi".

Además, ambas partes han acordado destinar una aportación inicial de 3 millones de euros para convertir el Fuerte de San Cristóbal "en lugar de memoria, dando continuidad al acuerdo alcanzado en el marco de la Ley de Memoria Democrática por el que se declaró la cesión de uso del actual emplazamiento militar al Gobierno de Navarra para que se constituya un espacio de memoria que recuerde a los presos y presas fusiladas en la fuga de 1938 y a todas las personas que fueron encarceladas por la dictadura franquista en este fuerte".

Sánchez se justifica

Más tarde, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto en valor el acuerdo alcanzado con EH Bildu, en el seno de la negociación presupuestaria, para transferir la competencia de Tráfico a Navarra antes del 31 de marzo, y ha admitido un "problema de velocidad" en los traspasos.

Así se ha pronunciado el jefe del Ejecutivo durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, donde el senador autonómico por Navarra Koldo Martínez (Geroa Bai), le ha pedido explicaciones sobre el Amejoramiento de Navarra y ciertas transferencias el mismo día en el que el Gobierno ha alcanzado este acuerdo con Bildu.

Según ha confirmado Sánchez, la transferencia de Tráfico a la Comunidad foral se producirá antes del 31 de marzo de 2023 y ha asegurado que los agentes de Guardia Civil que quieran seguir en Navarra podrán hacerlo.

En cualquier caso, aunque en ningún momento de su respuesta ha nombrado a Bildu, Sánchez ha puesto este ejemplo de una transferencia futura a Navarra para reivindicar los traspasos a la Comunidad foral, poniendo en valor también los acuerdos alcanzados para evitar recursos de inconstitucionalidad.

Críticas

Tras lo ocurrido, PP, Ciudadanos y Vox han cargado este martes contra Sánchez por ceder al "chantaje" de EH Bildu con el acuerdo presupuestario. 

Desde los populares, la presidenta del PP de Navarra y diputada en el Congreso, Ana Beltrán, ha acusado a Sánchez de "elegir a los verdugos y abandonar a las víctimas" al expulsar a la Guardia Civil de Navarra por petición de Bildu Batasuna, según ha dicho a través de las redes sociales.

Los naranjas ven como una "auténtica humillación" que los herederos de Batasuna estén decidiendo "dónde debe estar y dónde no la Guardia Civil", aunque según ha dicho su portavoz, Edmundo Bal, en los pasillos de la Cámara, no les sorprende que el Gobierno caiga "en un chantaje detrás de otro", refiriéndose también a ERC con la eliminación del delito de sedición.

Una reforma del Código Penal que parece que el Gobierno ha hecho por voluntad propia porque, ha señalado, todo indica que no les hacen falta los republicanos catalanes para sacar adelante los presupuestos. "Está modificando a la carta el Código Penal por voluntad propia o chantaje, no sé que es peor", ha subrayado.

Igual de crítico ha sido el líder de Vox, Santiago Abascal, al señalar que durante años la Guardia Civil protegió a los concejales socialistas de los ataques de ETA y su brazo político, y hoy Pedro Sánchez se alía "con los herederos de los terroristas" para acabar con la Guardia Civil en Navarra. "Cuánta indignidad".