El emir de Qatar anuncia un incremento de 4.720 millones de euros en las inversiones en España

Felipe VI defiende que España refuerce su presencia en el Golfo Pérsico para establecer un vínculo “más estable y estratégico” en la región

Los reyes de España, Felipe VI y Letizia , posan con al emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, y su esposa

Los reyes de España, Felipe VI y Letizia , posan con al emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, y su esposa

El emir de Qatar Tamim bin Hamad al Thani ha anunciado este martes que ha dado instrucciones para incrementar las inversiones que su país lleva a cabo en España en 4.720 millones de euros (5.000 millones de dólares), al término de la primera jornada de su visita de Estado. Al Thani ha anunciado esta cantidad en el discurso pronunciado en la cena de gala que los Reyes han ofrecido a él y a su esposa en el Palacio Real de Madrid, a la que ha asistido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el que el jeque va a firmar este miércoles el acuerdo por el que Qatar pasa a tener una relación de asociación estratégica con España, algo que sólo tiene con otros siete países.

La visita de Estado del emir coincide con la crisis de suministro de gas en Europa debido a la invasión rusa de Ucrania y al deseo de la UE en incrementar las importaciones de Qatar, al ser uno de los mayores productores del mundo de esta fuente energética.

El soberano qatarí ha recordado que en 2022 se cumplen 50 años del establecimiento de relaciones diplomáticas las cuales, ha dicho, "se han caracterizado por el desarrollo continuo y la creciente cooperación en todos los campos, en particular en la enseñanza, salud, inversiones, energía y economía".

"Todo ello es prueba de nuestra confianza en la fuerza de la economía española. Hoy mismo he dado instrucciones para incrementar las inversiones en 5.000 millones de dólares, que tendrán un valor añadido a nuestras exitosas inversiones ya existentes en España, teniendo en cuenta que Qatar es considerado uno de los mayores inversores árabes en España", ha asegurado el emir.

Por otra parte, el emir ha aprovechado para felicitar al Rey y los españoles por la clasificación de la selección española para el Mundial que acogerá Qatar a finales de este año, a cuya inauguración el 21 de noviembre ha invitado a Don Felipe y Doña Letizia a asistir así como a los partidos que les interesen.

Igualmente, ha agradecido en su nombre, el de su esposa y la amplia delegación que le ha acompañado en su primer viaje de Estado a España, "la bienvenida y la generosidad del recibimiento" y ha deseado "más progreso y bienestar" a los españoles.

l presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el presidente del Senado, Ander Gil; y el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, a su llegada a la cena de gala ofrecida por los reyes de España al emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, y su esposa

El Rey agradece la confianza de Qatar

"Agradecemos la confianza que Qatar ha demostrado en nuestra economía y su decidida voluntad de seguir siendo uno de los principales inversores en España", ha comentado, confiando también en el país del Golfo sepa valorar aún más si cabe "el liderazgo de las empresas españolas en sectores como las infraestructuras, la energía, la defensa, la aviación civil, el agua, la agroindustria o la digitalización, entre otros".

Entre los presentes en la cena figuran el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, así como el de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet, además de los máximos responsables de empresas como Iberdrola, Enagás, Naturgy, FCC, Acciona, Navantia o Indra, además de la ministra de Comercio, Reyes Maroto.

El Rey ha destacado que Qatar se ha "convertido en uno de los países económicamente más dinámicos del mundo, más relevantes y sólidos en el suministro de energía, de mayor renta per cápita y de mayor nivel educativo".

Asimismo, ha tenido palabras de elogio hacia los avances que está realizando el país desde la llegada al trono del jeque Tamim, quien sucedió a su padre tras su abdicación en 2013, gracias a su impulso y que llevan al país "hacia horizontes cada vez mayores de derechos civiles y libertades públicas" entre los que ha citado las primeras elecciones legislativas al Consejo de la Shura de octubre pasado o "el significativo nivel de integración de las mujeres qataríes en el mundo laboral".

Los contratos del gas, la principal cuestión

España verá ampliadas las inversiones de Qatar, sobre todo en el ámbito de la transición energética y el impulso digital, y aumentará próximamente el suministro de gas procedente de ese país, segundo exportador mundial tras Estados Unidos.

Los lazos entre España y Qatar se elevarán al de una asociación estratégica, tal y como quedará reflejado en la declaración conjunta que los dos gobiernos suscribirán este miércoles y en los doce acuerdos de diverso tipo que se rubricarán durante la visita.

El más importante será el de colaboración entre el fondo soberano qatarí QIA (uno de los más importantes del mundo y con activos por valor de 450.000 millones de euros) y la sociedad estatal de financiación al desarrollo Cofides. Mediante este convenio se identificarán oportunidades de inversión en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España, pero el Gobierno no concreta proyectos con esa inversión.

Qatar ya es junto a Emiratos Árabes Unidos uno de los principales inversores en sectores claves de la economía española como la aviación civil, finanzas, construcción, energía o infraestructuras, pero desea incrementar y diversificar esa presencia. Sobre todo en ámbitos como el de la sostenibilidad, la transición ecológica y energética, y el mundo digital.

El Gobierno está muy interesado en incrementar sus relaciones con Catar, país que tiene la renta per cápita más alta del mundo y que es el segundo exportador mundial de gas tras Estados Unidos, un asunto de especial relevancia en el contexto energético actual y agravado por la guerra en Ucrania.

En la actualidad, según el Ejecutivo, es el segundo proveedor de gas natural a España junto con Nigeria y por detrás de Argelia, y en 2019 representó el 11,4 % del total de importaciones gasísticas aunque descendió en los dos años siguientes tres puestos. Algo que el Gobierno cree que puede cambiar en los próximos meses y años y por lo que insiste en la importancia capital de la relación con este país.

Qatar tiene la capacidad y la intención de aumentar su producción de gas en dos tercios para cumplir sus compromisos con países de Oriente y apoyar a Europa, aunque se fija para ello un horizonte hasta 2025 o 2026. Para ejecutarlo, busca que haya contratos a largo plazo que garanticen la rentabilidad de la inversión necesaria.

Así ha sido la primera jornada de la visita

Durante su primera jornada de estancia en España, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani y su esposa han sido recibido en el Palacio Real por los Reyes, quienes les han ofrecido después un almuerzo en el Palacio de la Zarzuela y han organizado una cena de gala.

Felipe VI y el emir de Qatar han mantenido una reunión en la que han abordado entre otros asuntos el estado de las relaciones bilaterales, y previamente el emir ha recibido en el ayuntamiento de Madrid las llaves de oro de la ciudad de manos de su alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y ha visitado el Senado.

Allí ha sido recibido por el presidente de esta cámara, Ander Gil, y la presidenta del Congreso, Maritxell Batet, y en una sesión solemne ante diputados y senadores ha pronunciado el único discurso previsto durante su viaje. En esa breve alocución ha apostado por el fortalecimiento de las relaciones con España y ha afirmado que los dos países "tienen mucho en común" y, sobre todo, "muchos valores".

Visita oficial del Emir de Catar a España

Ander Gil ha coincidido en que las dos naciones comparten "una visión" en busca de un futuro de "bienestar, sostenibilidad y felicidad para nuestros ciudadanos", para lo cual, ha explicado, es preciso avanzar en las transformaciones económicas, la modernización y la cooperación comercial y cultural.

La agenda del emir en Madrid ha incluido su presencia en el hipódromo de la Zarzuela para presenciar una carrera de caballos de exhibición.

Sobre el autor de esta publicación