En la recepción anual al Cuerpo Diplomático

El embajador de Irán evita un año más dar la mano a la Reina Letizia

Desde la revolución islámica de 1979 en Irán, los hombres tiene prohibido dar la mano a las mujeres en público

El embajador de Irán evita un año más dar la mano a la Reina Letizia

TWITTEREl momento del desplante a la Reina durante el saludo.

Los Reyes han recibido este miércoles al Cuerpo Diplomático acreditado en España, un evento que se organiza de forma anual en el Palacio Real de Madrid. Un acto en el que el protagonismo lo ha acaparado el embajador de Irán, Hassan Ghashghavi,  donde, como ya ha ocurrido otros años, ha estrechado la mano del Rey Felipe pero no a la Reina Letizia, a la que ha saludado con una ligera inclinación de la cabeza.

Desde la revolución islámica de 1979 en Irán por motivos religiosos y culturales, los hombres iraníes no pueden tocar a ninguna mujer en público, una razón que la Reina conocía porque ha sido notorio que el saludo del embajador no le ha sorprendido.

Así, doña Letizia ha correspondido al del diplomático iraní con semblante serio y un breve gesto de la cabeza y sin llegar a mover los brazos, prueba de que sabía que Ghashghavi no iba a estrechar su mano como sí han hecho todos los demás asistentes.

Los Reyes han saludado uno a uno a unos 120 embajadores y secretarios de embajada, y a los altos cargos de los 41 organismos internacionales con sede u oficina en España en un recibimiento en el que también estaban presentes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Exteriores, José Manuel Albares.

A la recepción han asistido todos salvo los embajadores de Rusia y Venezuela, quienes aún no han presentado ante el Rey sus Cartas Credenciales y por tanto no pueden participar en actos oficiales. Tampoco estaba presente ningún representante de Nicaragua, país que retiró a su embajador el pasado mes de marzo en protesta por las “continuas presiones y amenazas injerencistas” del Gobierno español.

En su discurso, Felipe VI ha subrayado que España ha mostrado su apoyo a Ucrania desde el principio, en el ámbito bilateral y multilateral, “tanto con el suministro de equipamiento militar, como de material humanitario necesario”.

Para el Rey, la respuesta a la agresión de Rusia ha puesto de manifiesto la unidad de los miembros de la UE y la OTAN, dos organismos que han demostrado su “complementariedad” y que no suponen “una alternativa sino una necesidad”.

“Una Europa fuerte refuerza a la OTAN y viceversa”, ha dicho antes de señalar que es “esencial” que la comunidad internacional continúe trabajando “en pro de un orden internacional pacífico, en el que imperen la justicia y el Derecho, y no la imposición por la fuerza de las armas o por la amenaza de su uso”.

Ante los representantes de las 125 embajadas acreditadas y los 41 de organismos internacionales con sede u oficina en España, el Rey ha apostado por profundizar en el multilateralismo y la acción conjunta.

Y ha subrayado que los socios y aliados siempre encontrarán en España un “aliado firme y sólido en la defensa de los valores esenciales de la democracia, de los derechos humanos y del respeto a la legalidad internacional”.

En nombre de todos los embajadores ha tomado la palabra el Nuncio Apostólico, Bernardito Auza, quien ha animado al pueblo español a “proseguir cuidando la democracia, protegiendo la convivencia y fortaleciendo las instituciones”.