Las víctimas piden no retroceder "ni un milímetro" ante los terroristas

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, ha pedido a todos los partidos políticos que no retrocedan "ni un milímetro" frente a los etarras y las pretensiones de que se "exoneren" sus crímenes social, política e históricamente porque "nada les debemos y nada les daremos".

Las víctimas del terrorismo han pedido este martes a los partidos políticos que no retrocedan "ni un milímetro" frente a los terroristas y que no permitan ningún mensaje de "debilidad" con los asesinos de ETA, que pretenden "disculpar" la violencia y "exonerar" sus crímenes, pues nada se les debe y nada se les tiene que dar.

Con estas palabras "en nombre de los que fueron silenciados por las bombas y por las balas" de los etarras, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, se ha dirigido a representantes políticos en el tradicional homenaje que todos los años el Congreso de los Diputados brinda a las víctimas.

El Salón de los Pasos Perdidos ha sido el escenario de este solemne acto presidido por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y al que han asistido el presidente Gobierno Mariano Rajoy, y su número dos, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, así como los ministros de Interior, Defensa, Exteriores, Agricultura y Energía.

Los portavoces de todos los grupos políticos, entre ellos Rafael Hernando (PP), Margarita Robles (PSOE), el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, han querido refrendar su compromiso con las víctimas, también mostrado por el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; la defensora del pueblo, Soledad Becerril, y mandos de la Policía y de la Guardia Civil.

"Porque no podemos permitir que ninguna forma de terrorismo ponga de nuevo en peligro nuestra convivencia en paz y en libertad", ha continuado la presidenta de la Fundación que ha aprovechado su discurso para trasladar "el más sincero reconocimiento y gratitud" a las fuerzas de seguridad. "Nunca olvidaremos lo que habéis hecho por nosotros", ha dicho en nombre de las víctimas.

Y en nombre también de todos los que fueron "silenciados por las bombas y por las balas" de los etarras ha reclamado a los partidos que garanticen que el Estado de derecho y la democracia por la que dieron sus vidas tantos españoles "no retroceda ni un milímetro frente a los asesinos".

Blanco ha lamentado que los etarras, con el "paripé" de su supuesto desarme incondicional en Bayona el 8 de abril, solo pretendiesen "hacerse la foto y obtener rédito a su derrota", mientras que desde sectores de la sociedad vasca "solo se busca blanquear lo acontecido durante más de 50 años".

Pero frente a estas intenciones, la presidenta ha enfatizado que no nos doblegarán pues, "por respeto a las víctimas y de todos los españoles, el final de ETA debe ser una disolución sin concesión alguna por parte del Estado".

"Jamás vamos a permitir que nadie reescriba el relato", ha añadido Mari Mar Blanco quien, de nuevo en nombre de las víctimas, ha dicho que les "duelen" los falsos testimonios a la reconciliación, en tanto que no cesarán en preservar la "única narración posible", sin cabida para justificaciones ni exoneraciones.

En esta misión del colectivo, Blanco ha pedido el "apoyo total" de todos los partidos con unidad, pues si ésta fue clave para derrotar a ETA también será "clave" para ganar la batalla de la verdad, un camino que ha vaticinado "largo y difícil".

Homenaje a Ignacio Echevarría

Tanto Mari Mar Blanco como la presidenta del Congreso, Ana Pastor, han recordado en este homenaje a la última víctima española del terrorismo, Ignacio Echeverría, asesinado en Londres el pasado 3 de junio.

En este sentido, Pastor ha destacado el "recrudecimiento del yihadismo", haciendo que "la barbarie terrorista" se mantenga como la "mayor amenaza" en Europa, una amenaza de "la tolerancia, la paz, la convivencia" y que "no conoce fronteras".

Por eso, la presidenta del Congreso ha mostrado su respaldo a los acuerdos adoptados en el seno de la UE en materia de cooperación en Defensa, la coordinación entre los cuerpos de seguridad de los 28 países miembros y el intercambio de información para luchar contra el extremismo.

Y añadido a esto, Pastor ha apuntado que las víctimas y sus familias "deben ser el faro" que guíe las políticas antiterroristas porque "acompañándoles y ofreciéndoles la ayuda que necesitan" será la manera en que se pueda derrotar esta forma de violencia.

"El consuelo y la reparación son imposibles, pero vuestra causa es la nuestra, la de las Cortes Generales, que rechazan la farsa de quienes pretenden hacer de la violencia una razón. Debemos ese compromiso a la memoria de quienes nos han sido arrebatados", ha apuntado.

Emotivo minuto de silencio

Después de los discursos de Blanco y de Pastor, todos los presentes en el homenaje, que ha tenido lugar en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara Baja, han guardado un minuto de silencio que todos, esta vez sin excepciones, han finalizado en un largo aplauso.

Este acto se celebra en el Congreso desde 2010, cuando el entonces presidente de la Cámara, el socialista José Bono, creó el Día de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo que, a iniciativa de las asociaciones, se fijó para el 27 de junio.

Ese día de 1960, ETA asesinó por primera vez, concretamente a una niña de 22 meses llamada Begoña Urroz Ibarrola, que murió calcinada en un coche como consecuencia de un artefacto explosivo que la banda terrorista colocó en la estación de autobuses de San Sebastián.

Al acto de este martes han asistido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros Alfonso Dastis (Asuntos Exteriores), María Dolores de Cospedal (Defensa), Juan Ignacio Zoido (Interior), Isabel García Tejerina (Agricultura) y Álvaro Nadal (Energía).

Asimismo, han acudido el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; y el fiscal general del Estado, José Manuel Maza. También estaban los jefes de los Ejércitos de Tierra y del Aire y de la Armada, así como el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Fernando Alejandre.

Todos los grupos parlamentarios han enviado representación al homenaje, en la figura de sus portavoces, y también han estado presentes todos los miembros de la Mesa del Congreso, además de los expresidentes del Congreso Jesús Posada y Patxi López. Y entre los asistentes se ha podido ver a diputados de diferentes grupos representantes y a miembros de distintos colectivos de víctimas.

Covite vuelve a ausentarse

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo Covite no ha acudido al acto de homenaje "por dignidad y coherencia" por la presencia de "ex miembros de ETA" en esa cámara.

Covite alegó los mismos argumentos que esgrime desde 2013 para no asistir a ese acto debido a la presencia "del brazo político de ETA" en esa cámara.

La asociación de víctimas señaló este lunes en un comunicado que "no puede estar en un homenaje organizado por una institución en la que se integran ex miembros de ETA orgullosos de haberlo sido y partidos orgullosos de centenares de asesinatos".

Sobre el autor de esta publicación