DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

EH Bildu reconoce el dolor de las víctimas de ETA: "El pasado no tiene remedio, pero sentimos su sufrimiento y nos comprometemos a mitigarlo"

Cuando el Debate sobre la Nación entraba en la recta final de la sesión matinal, la portavoz de EH Bildu protagoniza un simbólico discurso dirigido a las víctimas de ETA, a la vez que carga contra la Transición y critica que España no sea una democracia plena

EH Bildu reconoce el dolor de las víctimas de ETA: "El pasado no tiene remedio, pero sentimos su sufrimiento y nos comprometemos a mitigarlo"

EFELa portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, pasa por delante de Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz

"Hoy en nombre de Bildu, queremos trasladar ante todos ustedes nuestro compromiso con el reconocimiento sincero de todas las víctimas y no olvidamos a ninguna de ellas. Trasladarles nuestro pesar y dolor por el sufrimiento padecido, sentimos su dolor y afirmamos que nunca debió haberse producido, ni que se hubiera prolongado tanto en el tiempo. Desgraciadamente, el pasado no tiene remedio, pero estamos convencidos en aliviarlo desde el respeto. Las víctimas y su dolor no pueden ser un arma política contra el adversario". EH Bildu ha roto el monótono transcurso del Debate sobre el Estado de la Nación con estas palabras, simbólicas, pero de calado, que reconocen el dolor de las víctimas de ETA y que se unen a la también simbólica imagen que se vivió ayer en el Congreso con sus diputados guardando respeto en el minuto de silencio por Miguel Ángel Blanco. Llamativo ha sido que en su primera réplica, el presidente del Gobierno no ha mencinado este reconcimiento a las víctimas.

"Estamos seguras que más pronto que tarde -porque este es nuestro deseo-, podremos construir una república vasca libre y democrática que lleve a nuestra ciudadanía a una sociedad socialmente justa y económicamente equitativa. Estamos seguras de ello", aseguraba Mertxe Aizpurua en la tribuna del Congreso de los Diputados antes de pronunciar sus palabras de reconocimiento a las víctimas en un discurso que había arrancado con duras críticas al modelo de la Transición y a la calidad de la democracia en España.

"Durante estos casi tres años, han sido también numerosas las veces que hemos debatido en esta Cámara el nuevo tiempo de convivencia y paz que vive nuestro país. La mayoría de estos debates han venido provocados por iniciativas de las ultraderechas que solo buscaban generar enfrentamiento, odio y rencor", puntualizaba la representante de EH Bildu.

"A todas ellas hemos respondido siempre con nuevas aportaciones, con palabras constructivas y compromisos de avance para acompañar el enorme esfuerzo que la ciudadanía vasca está mostrando por un futuro de paz y convivencia", ha puntualizado la representante de EH Bildu, antes de mencionar la declaración de Aiete y entrar en el reconocimiento al sufrimiento de las víctimas de ETA.

"En nombre Euskal Herria Bildu"

"En ese sentido y al igual que hicimos en la declaración del 18 de Octubre en Aiete, hoy en nombre de Euskal Herria Bildu queremos trasladar ante todos ustedes, ante usted señor Sánchez, nuestro compromiso sincero con el reconocimiento y reparación de todas, absolutamente todas las víctimas. No olvidamos a ninguna de ellas", ha asegurado Azipurua, mientras sonaba un tímido y corto intento de aplauso en el hemiciclo.

"En aquella declaración quisimos hacer una mención específica a las víctimas causadas por la violencia de ETA, que decía literalmente lo siguiente y que hoy reiteramos: trasladarles nuestro pesar y dolor por el sufrimiento padecido. Sentimos su dolor, y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido, que a nadie puede satisfacer que todo aquello sucediera, ni que se hubiera prolongado tanto en el tiempo", admitía la portavoz de EH Bildu, ante el silencio del Congreso consciente del simbolismo del discurso.

"Desgraciadamente, el pasado no tiene remedio, sabemos que nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado, pero estamos convencidos de que es posible al menos aliviarlo desde el respeto, la consideración y la memoria de todas las víctimas. Queremos decirles de corazón que sentimos enormemente su sufrimiento y nos comprometemos a tratar de mitigarlo en la medida de nuestras posibilidades. Siempre nos encontrarán dispuestos a ello y creemos sería una buena contribución que todos lo estuviéramos, aportando cada uno su propia declaración a este proceso", concluía Aizpurua.

"La memoria, las víctimas y su dolor, no pueden ser arma política"

"Somos conscientes que para algunos nunca será suficiente, pero también somos conscientes de que los vascos y las vascas hemos avanzado mucho, muchísimo, en la construcción de ese futuro compartido. Que las victimas de diferente signo están haciendo un esfuerzo enorme demostrándonos que sí, que es posible escucharnos, empatizar y, desde el respeto, avanzar", animaba la representante de EH Bildu.

"Porque la memoria, las víctimas y su dolor, no pueden ser arma política contra el adversario como ha sucedido en este hemiciclo. Nunca nos encontrarán ahí. La verdad, la justicia y la reparación para todas las victimas es y será la mejor garantía de que aquello no vuelva a ocurrir. Ese es nuestro compromiso y por ello seguiremos trabajando", ha asegurado.

"Ya ven, esto es lo que los independentistas vascos vinimos a hacer a este Congreso, a mejorar la vida de los y las trabajadoras, a buscar la resolución de los conflictos territoriales desde el dialogo y la palabra y a aportar al tiempo de paz y convivencia abierto en nuestro país. Esta es nuestra agenda, este es el contrato que suscribimos con la ciudadanía vasca, y estos son los objetivos por los que seguiremos trabajando", ha zanjado Aizpurua en una declaración de intenciones sobre las víctimas de ETA que el presidente del Gobierno no ha querido abordar en su réplica.

El modelo de la Transición, "una hipoteca"

Antes de esta declaración y reconocimiento a las víctimas de ETA, la portavoz de EH Bildu comenzaba su intervención con duras advertencias al Gobierno y al modelo político actual. "Señorías, estamos llegando a la recta final de la legislatura. En poco más de un año, la ciudadanía volverá a las urnas y valorarán lo que cada uno ha dicho y hecho en estos últimos años"

“Nos juzgarán a todas, lo que hicimos y lo que no hicimos también. Durante todo este tiempo, se ha escrito mucho, se ha opinado mucho de nosotras y nosotros, de la gente de Bildu”, continuaba Aizpurua: “Es que nos oyen, pero no nos escuchan. Nunca lo hicieron. Si lo hubieran hecho, verían que todo lo que hemos hecho es todo lo que dijimos que haríamos, porque Bildu hace lo que dice, y dice lo que hace”, advertía con seriedad.

“Estos días hemos vuelto a corroborar que existe un entramado político, mediático, judicial, policial, empresarial, oligárquico perfectamente engrasado para acabar con la disidencia política", en relación a los audios grabados por el comisario jubilado Villarejo.

“Señor Sánchez, lo decimos con el máximo respeto: el modelo de la Transición no es una herencia, es una hipoteca para los pueblos y los trabajadores. Hablamos de una hipoteca que se resumen en la imposición de un régimen monárquico, que se construye sobre el monopolio de los grandes medios de comunicación y sobre la inexistencia de un poder judicial independiente”, en un duro ataque al valorado modelo de la Transición.

La democracia en España, "de escasa calidad"

"Deberían ser todos ustedes los primeros interesados en iniciar una transición real y profunda en este Estado que pueda realmente acercarles a una democracia del siglo veintiuno, porque aunque usted lo repita hizo ayer, señor Sánchez, España no es una de las democracias más consolidadas del mundo, solo hace falta mirar los datos y rankings de instituciones como la ONU u organizaciones como Amnistía Internacional. España como Estado sigue siendo una democracia de escasa calidad", ha subrayado Aizpurua antes de emplazar a la izquierda española a abrir una nueva fase histórica.

"Lo dijimos y lo hemos reiterado permanentemente hasta hoy: la izquierda española siempre nos tendrá dispuestos a colaborar en la democratización de este Estado, si dicho proceso es posible. Pero para ello es necesario que la izquierda española tome la decisión de romper amarras con las hipotecas heredadas de la dictadura y abra una nueva fase histórica. Una nueva fase histórica que busque y construya una salida desde el diálogo, el acuerdo y una concepción profundamente democrática los conflictos nacionales y las desigualdades sociales y económicas", ha avanzado la portavoz de EH Bildu.

Azipurua ha pasado a enumerar una serie de objetivos que este Gobierno, "junto a la mayoría plurinacional y progresista que hay en este parlamento" debería lograr "para nuestros pueblos":

  •  Una nueva realidad social y económica justa y equitativa, que respete y amplié los derechos de los y las trabajadoras y asegure unas condiciones de vida dignas para todas las personas.
  •  Una nueva forma de entender y respetar la plurinacionalidad de este Estado, reconociendo las diferentes realidades nacionales existentes y respetando su derecho a decidir libre y democráticamente su futuro.
  •  Y también una aportación en clave constructiva hacia el proceso de convivencia y reconciliación que la sociedad vasca está llevando a cabo con grandes dosis de generosidad y responsabilidad tras tantos años de enfrentamiento y sufrimiento.
  • Avances para dejar atrás la excepcionalidad y la venganza, cerrar heridas y apuntalar
    el nuevo tiempo de paz abierto en nuestro país.

Sobre el autor de esta publicación

Sara Taboada

Sara Taboada (Madrid, 1974). Aprendió el oficio en sus primeras prácticas en El Diario de Burgos. Ha trabajado en La Estrella Digital y como jefa de prensa de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha. En República.com firma noticias relacionadas con política económica, internacional y medio ambiente.