La reorganización de la izquierda

Yolanda Díaz dice que Podemos debe estar en Sumar pero destaca de que el reimpulso progresista pasa por un movimiento ciudadano

La vicepresidenta segunda del Gobierno reconoce que la formación morada fue clave para romper el bipartidismo pero ahora se requiere dar un paso más

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz

Europa PressLa vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha afirmado que Podemos tiene que estar en 'Sumar' porque los partidos son "imprescindibles" para la democracia, pero desde la conciencia de que el "reimpulso" de la esfera progresista pasa por los movimientos ciudadanos, como el que impulsa en España.

"Los partidos han de estar pero no han de ser... tienen que estar en el movimiento ciudadano pero no deben ser ese movimiento ciudadano", ha reflexionado durante su intervención en la mesa redonda 'La sociedad de la desconfianza: crisis de la democracia y reimpulso de un proyecto ciudadano' en el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), un foro organizado precisamente por la formación morada.

Junto a la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge, Díaz ha recalcado que la formación morada fue clave para romper el bipartidismo pero ahora se requiere dar un paso más.

Como ejemplo a seguir los proyectos de los presidentes latinoamericanos Gabriel Boric (Chile) y Gustavo Petro (Colombia), así como la candidatura de unidad de la izquierda en Francia promovida por el líder de Francia Insumisa, Juan Luc Mélenchon.

Los tres casos, a juicio de la también titular de Trabajo, han supuesto opciones transformadoras para la izquierda que se configuran como movimientos ciudadanos. Y es que "no se puede ensanchar la democracia sin el reimpulso de un movimiento ciudadano", un espíritu que precisamente atraviesa la nueva plataforma 'Sumar' y su proceso de escucha con la sociedad civil.

Los partidos tienen "atavismos"

Concretamente, ha destacado que los partidos, cuantos quieran y por supuesto Podemos también, deben estar en ese diálogo con la ciudadanía porque son "imprescindibles", pero ha matizado que "no son el todo de la respuesta social" que se requiere actualmente.

Es más, ha ahondado que perviven en el seno de las formaciones "estructuras jerárquicas", "atavismos" e "inercias" que "no siempre son capaces de acompañar el pulso de la sociedad".

Por tanto, ha defendido que en una realidad "polarizada" donde se pierden los matices y se acentúan las "posiciones extremas", apuesta por algo "fundamental" en democracia que es el "diálogo", la "mistura", y la diversidad desde la "confluencia de ideas".

Por tanto, ha proclamado que la "confluencias de caminos" es algo "fundamental" y el sustento de la "acción política, dado que "no hay democracia sin diversidad". Y en esta línea, ve necesaria un apuesta por los valores progresista "más allá de los ismos y los fetichismos", dado que lo primordial es recuperar la confianza de la ciudadanía y, desde ahí hacer que la política sea "útil" y "entre en las casas" de la población.

Previamente, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha defendido que "no hay mayor mentira" que decir que el ciclo de Podemos está "agotado" y ha defendido que la formación es garantía de "permanencia y estabilidad" del Ejecutivo de coalición.

De esta forma, ha criticado que sus "adversarios" con conscientes de que Podemos es uno de los sectores de "profundización democrática" y, en consecuencia, tratan de atacarles con el "discursito del ruido", con "fake news" e incluso con "violencia política".

Sobre el autor de esta publicación