Bárcenas se niega a responder a las acusaciones contra el PP y defiende al partido y a Rajoy

La comparecencia de Luis Bárcenas ante la Comisión del Congreso que investiga la financiación irregular del PP ha dado de sí mucho más de lo que se esperaba. El exgerente, extesorero y exsenador del PP había anunciado que no respondería a las preguntas de la oposición, cosa a la que tiene derecho para no autoinculparse en las causas judiciales en las que está inmerso. Pero no ha podido contenerse.

barcenas-448

Bárcenas ha intervenido varias veces: unas para negar determinadas afirmaciones, otras para defender al PP y a Mariano Rajoy y algunas para admitir ciertas acusaciones casi sin darse cuenta y mientras trataba de desviar la responsabilidad hacia el único presunto implicado en la doble contabilidad que no pude defenderse: su predecesor, el extesorero Álvaro Lapuerta.

Aunque la intención inicial de Bárcenas era no responder, los portavoces han utilizado el tiempo que les correspondía, veinte minutos a cada uno, para leer sus preguntas y repasar así las graves acusaciones que pesan sobre el PP por su caja B. La primera en preguntar ha sido la portavoz del PSOE, Isabel Rodríguez, que ha comenzado su intervención acusando al PP de llegar “dopado” y “con ventaja” a las elecciones gracias a donativos de origen irregular. Donativos que también servían para repartir “sobres” entre los diferentes dirigentes del PP. La diputada socialista ha criticado que Bárcenas haya llegado a un supuesto pacto de “silencio” con el PP para no perjudicar al partido que preside Mariano Rajoy. “¿Cree usted que ha sido fuerte? Su silencio de hoy, su pacto de silencio con el PP es la prueba de que está intentando ser fuerte como le pidió Rajoy”, ha subrayado.

En vista de que Bárcenas se ha negado a responder, Rodríguez se ha dedicado a leer parte de las declaraciones del propio extesorero del PP en sede judicial. Declaraciones en las que admite la contabilidad “B” del PP o que repartió sobres con dinero a dirigentes del partido como Mariano Rajoy o María Dolores de Cospedal. “Rajoy no solo conocía la existencia de la caja “B” sino que incluso personalmente recibía estos donativos”, ha denunciado Rodríguez. Y ha añadido que el presidente del Gobierno estuvo “desde el origen y hasta el fin” detrás de la financiación ilegal del PP.

En este sentido, cabe recordar la declaración pública, ante los micrófonos de los periodistas, que hizo Bárcenas a la salida de su comparecencia en la Audiencia Nacional, en enero de 2015, la primera tras haber salido de prisión, en la que dijo lo siguiente: "¿Cómo no iba a conocer Rajoy la contabilidad B si recibía un sobre de Lapuerta?". Esta afirmación la completó explicando que "Tuvo conocimiento (Rajoy) porque cuando se incorpora a un puesto de responsabilidad del partido, quiero recordar que como secretario del área de acción electoral (junio de 1990), empieza (a recibir dinero de la caja B) porque había una jerarquía y las cantidades se percibían en función de la jerarquía, y cuando él asume ese puesto lógicamente el tesorero nacional le hace entrega de la cantidad que estaba estipulada... Así de claro".

Bárcenas, además, ha salido en defensa de su antiguo partido, el PP, cuando la representante del PSOE ha terminado su intervención asegurando que los jueces han definido al PP como una organización criminal. “No es el juez, son ustedes los que dicen que son una organización criminal”, ha señalado Bárcenas y ha insistido: “Los jueces no han definido como organización criminal, es la acusación del PSOE la que le define como una organización criminal”.

La caja B del PP vs. los 'fondos de Venezuela' y el IRPF de Monedero

El extesorero ha vuelto a defender al Partido Popular durante la intervención de la portavoz de Podemos, Irene Montero. Lo ha hecho para exculpar a la cúpula del PP de estar al tanto de la financiación de las campañas al afirmar que eran él y el tesorero Álvaro Lapuerta los encargados de supervisar los fondos destinados a las campañas, aunque no ha precisado si eran legales o ilegales. "¿No había un comité nacional que supervisase?", ha preguntado Montero: "Sinceramente no, en este caso concreto no. Éramos el tesorero y yo mismo", ha contestado el interpelado. La portavoz de Podemos también le ha planteado si se quedó con algo de dinero de la caja "B" del PP. "En ningún caso, ni con 300.000 ni con 8.000. Con cero euros. De fondos del partido no me he apropiado absolutamente de nada", ha destacado.

En ese punto, Bárcenas ha aprovechado que fuera Montero quien trataba de apretarle las tuercas para introducir otro elemento de distracción, los famosos "fondos de Venezuela" y la regularización fiscal de los ingresos del fundador de la formación morada Juan Carlos Monedero. Ha ocurrido cuando la portavoz le ha preguntado sobre la procedencia de su patrimonio económico y si todo provenía del PP, y Bárcenas le ha respondido que, ya que está siguiendo tan activamente el proceso judicial contra él, habrá conocido que tuvo una "cuantiosa" actividad profesional que le permitió tener una situación patrimonial "muy, muy desahogada".

Ante esa respuesta, Montero ha afirmado irónicamente que admira la "cantidad de horas de trabajo" que le han permitido al extesorero acumular una fortuna tan importante -Bárcenas llegó a tener casi 40 millones de euros en sus cuentas suizas- y le ha reprochado que se acogiera a la amnistía fiscal. "En todo caso, eso será el señor Monedero y los fondos que recibieron de Venezuela", ha respondido Bárcenas, a lo que la portavoz de Podemos le ha replicado que "no existe ningún procedimiento abierto" a Monedero ni a Podemos, al contrario del caso del extesorero del PP.

Poco más ha respondido Bárcenas a Montero, salvo para reprocharle también la "torpeza" de haberle convocado en esta comisión mientras el proceso judicial se mantiene abierto, lo que le impide declarar ante los diputados. "Por encima de cualquier cosa, prima mi derecho de defensa", ha subrayado Bárcenas tras decir que cuando se resuelva "el frente judicial" estará encantado de contestar las preguntas de los diputados. Ante ese silencio, la portavoz de Unidos Podemos ha concluido: "Gallo que no canta, algo tiene en la garganta", "su silencio habla más que sus palabras", y "protege" a los dirigentes de su partido.

Montero ha terminado preguntando a Bárcenas si con ello protege al presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque también se ha quedado sin respuesta. Bárcenas sí le ha contestado al inicio para darle los buenos días, con cierta ironía, y para matizar las fechas en las que ocupó el cargo de tesorero del PP (entre junio de 2008 y julio de 2009). Pero poco más. Ni siquiera se ha inmutado cuando Montero ha indicado que la corrupción del PP "no es una cuestión de manzanas podridas", como están intentado decir de Bárcenas, sino de que se ha conformado "toda una organización para delinquir", que ha acudido dopada a las elecciones". "El circuito pone los pelos de punta", ha apuntado la diputada de Unidos Podemos.

Tensión entre Bárcenas y Cantó y desliz a propósito de los sobres de Rajoy

Uno de los momentos más tensos se ha producido cuando le ha llegado el turno al portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, que ha exigido al compareciente que no se limitara a permanecer callado como una esfinge ante la exposición de sus preguntas sino que dijera de viva voz que no iba a responderlas. Tras insistir unas cuantas veces en la misma petición, ha tenido que intervenir el presidente de la Comisión, Pedro Quevedo, para recordar al diputado que Bárcenas estaba en su derecho de no contestar.

Lo que ha conseguido el portavoz de C’s es sacar de sus casillas al compareciente que ha llegado a pedirle que no actuara como si estuviera en una obra de teatro. “Es usted muy gracioso, señor Bárcenas. Y usted no actúe como si estuviera en el salón de una película de vaqueros e indios, ha replicado Cantó. Tras este rifirrafe, ha llegado otro con más contenido sobre el tema que nos ocupa, sobre todo por el desliz que ha llevado a Bárcenas a admitir que Lapuerta pagaba a Mariano Rajoy sobresueldos en billetes de 500 que le entregaba en un sobre acompañado de una caja de puros.  La secuencia ha sido la siguiente:

Cantó ha preguntado directamente a Bárcenas si era él la persona que "subía al despacho de Rajoy cada mes y le entregaba un sobre con billetes de 500 euros. “Alguna vez, incluso, ha dicho que acompañaba este sobre de billetes de 500 euros con cajas de puros", ha recordado, aludiendo a una declaración que hizo en 2013 el extesorero ante el juez Ruz, que entonces se encargaba de la instrucción de la causa de los famosos ‘papeles’.

En esta ocasión, el extesorero sí ha tomado la palabra para negarlo todo: “Jamás he dicho que llevase ninguna caja de puros. Lo que está contextualizando de la caja de puros es otra historia. Lo que está contando es del tesorero Álvaro Lapuerta, no soy yo. Así lo conté". Es decir, ha venido a confirmar que Rajoy sí cobraba sobresueldos en B.

Tras el reconocimiento, Cantó ha insistido para que no quedara ninguna duda de la afirmación que acababa de hacer Bárcenas contra Rajoy. "¿Está diciéndome usted que el tesorero Álvaro Lapuerta entregaba sobres de billetes de 500 euros acompañados de cajas de puros". Una pregunta que el compareciente no ha desmentido. "Le digo que cuente mi declaración tal y como fue", se ha limitado a decir.

El portavoz de Ciudadanos ha apretado un poco más volviendo a preguntar si era Lapuerta quien "entregaba sobres de billetes de 500 euros acompañados a veces con una caja de puros al señor Mariano Rajoy. ¿Es lo que acaba de reconocer?". Y Bárcenas ha optado por el silencio como respuesta sin retractarse. "Ahora no dice ni mu", ha zanjado el diputado. Todo este intercambio de preguntas y respuestas se encuentra recogido en el siguiente vídeo a partir del minuto 13 y veinte segundos:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=xFOUA8ffsK0&w=560&h=315]

Con la comparecencia de Bárcenas se abren los trabajos de esta comisión que ha centrado buena parte de la batalla política en el Congreso, con toda la oposición unida frente al PP.

El PSOE, Podemos y Ciudadanos, junto con otros partidos de la oposición, han acordado con su mayoría los trabajos y las comparecencias, mientras el PP se ha quedado solo pidiendo limitar el periodo y el objeto a investigar, aunque no descarta recurrir al Tribunal Constitucional con este reclamo. Esta contienda, además, no se ha quedado en la Cámara Baja y ha llevado a los 'populares' a impulsar en el Senado lo que habían pretendido en el Congreso: una comisión para investigar la financiación de todos los partidos.

Sobre el autor de esta publicación