PLAN DE AHORRO ENERGÉTICO

Ayuso y su "Madrid no se apaga" dejan en evidencia el desorden interno del PP

La presidenta madrileña se rebela ante el Decreto Ley energético pese a que Feijóo defendía su necesidad hace dos semanas, lo que lleva al coordinador general del PP a cambiar el argumentario y asegurar que cada comunidad es libre de aplicarlo o no

Bendodo critica las "frivolidades" del plan de ahorro energético de Sánchez y "entiende la desesperación" de Ayuso

El plan de ahorro energético del Gobierno y la negativa de la presidenta de la Comunidad de Madrid a aplicarlo han vuelto a traer a las primeras páginas de la actualidad la guerra entre el Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. Pero más allá de los reproches entre ambos, la cuestión ha puesto en evidencia el desbarajuste en la dirección del Partido Popular, con una presidenta del PP madrileño empeñada en marcar el paso a la dirección nacional y 'obligando' al partido a rechazar un plan de eficiencia energética, el aprobado este lunes por el Consejo de Ministros, que hace apenas dos semanas defendía el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. "Madrid no se apaga", decía en Twitter Ayuso, pero el desorden en el partido, parece que tampoco.

"Me parecen bien los planes que señalan límites para activar los aires acondicionados en verano y la calefacción en invierno. Debemos de bajar el consumo energético innecesario y pactar con los ayuntamientos un ahorro en alumbrado eléctrico nocturno ante eventualidades, cortes o disminuciones de energía". De esta manera defendía Feijóo hace apenas dos semanas la idea de que era necesaria una estrategia para hacer frente a la crisis energética, algo que ha quedado por los suelos este mismo martes, cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid se mostraba decidida a no acatar el nuevo Decreto Ley de de medidas de sostenibilidad económica e incluso anunciando que estudiaría su llevarlo ante el Tribunal Constitucional.

Este plan, entre otras medidas, limita los termostatos en comercios y transportes públicos, o contempla el apagado de las luces de escaparates y edificios públicos a las 22:00 horas. Y esto último es lo que parece ha llevado a la rebelión de Ayuso: "Madrid no se apaga", avisaba en las redes sociales, explicando que no aplicará el plan porque "genera inseguridad y espanta el turismo y el consumo", además de "oscuridad, pobreza, tristeza, mientras el Gobierno tapa la pregunta: ¿qué ahorro se va a aplicar a sí mismo?".

Tras ello, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pedía a la clase política, a los partidos y administraciones públicas que "huyan de un comportamiento egoísta, unilateral e insolidario", que "en nada representan el esfuerzo y el compromiso europeísta de la sociedad española". Asimismo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, advertía que el Gobierno "actuará en consecuencia" con Madrid o con cualquier comunidad que "incumpla la ley".

Para la ministra sería un mal ejemplo "promover rebeldías o insumisiones legales (...). No es admisible que una comunidad autónoma y su presidenta haga alarde de un incumplimiento legal" de las medidas adoptadas en el marco europeo, ha dicho a la Agencia Efe.

La oposición acusa a Ayuso de negacionista

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya se anticipaba este lunes a que alguna comunidad rechazara las medidas, algo que calificó de "temeridad" e "insolidaridad".

Más allá iba la delegada del Gobierno en la Comunidad, Mercedes González, lamentando que Madrid tenga al frente a "gente tan insolidaria, tan egoísta, y sobre todo, tan negacionista".

En la misma línea se manifestaba la portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Pilar Alegría, criticando la "frivolidad" de Ayuso e instaba al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a desautorizarla a ella o a la UE, en un intento de 'meter el dedo en la llaga' y ahondar en el desbarajuste interno del partido.

Para la líder de Más Madrid, Mónica García, el despilfarro energético es "una irresponsabilidad más" de Ayuso y una falta de respeto a quienes hacen "sacrificios" para llegar a fin de mes, como recoge la Agencia Efe.

Bendodo o "la libertad de elegir"

Hasta aquí, nada nuevo. Los reproches del Gobierno y las críticas de la oposición a la presidenta de la Comunidad entrarían dentro de lo normal. Pero su 'rebelión' a acatar el Real Decreto Ley sobre el ahorro energético ha dejado en evidencia el desorden existente a nivel interno en el PP, no sólo por ir contra lo marcado días atrás por su presidente, sino porque ha llevado al  propio coordinador general, Elías Bendodo, a dejar a un lado del argumentario de partido para asegurar que son los responsables autonómicos los que tienen la "libertad para decidir" si aplican o no el plan del Gobierno.

Ante el desbarajuste ocasionado por el 'tuit' de Ayuso, Bendodo ha dicho este martes en rueda de prensa que entienden la "desesperación y la reacción de cualquier líder autonómico y local" ante los "bandazos" del Ejecutivo.

"Así no se puede gobernar, a golpe de decreto y sin ningún tipo de diálogo, por tanto se entiende la postura", ha señalado el coordinador del PP, quien ha añadido que son los ayuntamientos y las comunidades los que deben decidir si aplican o no la medida, ante la imposibilidad de criticar algo que defendía el líder nacional del partido días atrás.

Frente a las medidas aprobadas, Bendodo ha reclamado un "plan serio", consensuado con las comunidades autónomas y los ayuntamientos, en lugar de un "refrito". Por ello, ha asegurado que entienden la reacción "ya sea de la presidenta Ayuso o de cualquier dirigente municipal o regional" ante un "nuevo bandazo del Gobierno".

Ha argumentado que en un momento como el actual, con una inflación del 10,8 por ciento, "el dato más alto de 1984", donde las familias lo están pasando mal "no puede existir ni un gramo de frivolidad, y sin embargo (Pedro) Sánchez está entregado a la frivolidad".

El número tres del PP ha emplazado a Sánchez a que "mire lo que están haciendo en otros países" de nuestro entorno, como Francia, Inglaterra o Alemania, "todo lo contrario -ha aseverado- de lo que estamos haciendo en España", según recoge la agencia Efe.

El propio vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, matizaba a la presidenta y asegurana que el Gobierno madrileño "analizará" el decreto ley: "En la la medida que la Comunidad pueda ser competente, no lo aplicaríamos", aseguraba Ossorio remarcando, eso sí, que si el Real Decreto "no es constitucional" lo recurrirían.

Sobre el autor de esta publicación