Ayuso descarta entrar en una 'guerra innecesaria' con Génova por el congreso regional

Los afines a Ayuso sostienen que el congreso debe celebrarse antes de marzo para cumplir con los estatutos

Ayuso se mostró sorprendida por las palabras del pontífice

ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho este sábado que no va a entrar en "discusiones de patio de colegio" sobre si ha bloqueado el wasap al secretario general del PP, Teodoro García Egea, y ha asegurado que nunca va meterse en "una guerra innecesaria" como presentar una demanda contra Génova por no convocar el congreso regional antes de marzo.

Ayuso ha hecho estas declaraciones a los periodistas tras presentar la reunificación tarifaria de las zonas C1, C2 y B3, que supondrá un ahorro de hasta 200 euros al año para más de medio millón de usuarios potenciales del abono de transporte público de 129 municipios de la región.

"Yo estoy a responsabilidades de gobierno y no puedo estar a discusiones de patio de colegio. No se entendería", ha dicho la presidenta madrileña al ser preguntada si ha bloqueado el wasap a Teodoro García Egea, el número dos del PP.

"Es un tema demasiado infantil como para que yo lo pueda atender, estoy obligada a gestionar para todos los ciudadanos, tengo responsabilidades de gobierno y estoy a otras cosas", ha apuntado Ayuso.

Al ser preguntada por una posible demanda contra Génova por vulnerar los estatutos al no convocar el congreso regional del partido antes de marzo, la presidenta madrileña ha asegurado que ahora mismo lo único que hace es "respetar tiempos" y que no va meterse "nunca" en "una guerra innecesaria por nada".

"Lo que sí sé es que estoy trabajando todos los días de mi vida para unir, con ilusión, con paciencia y con cariño, que es como hago las cosas y como seguiré hacia adelante hasta que se celebre el Congreso", ha afirmado Ayuso.

En la reunión del PP madrileño que se celebró ayer, viernes, la presidenta madrileña hizo valer sus apoyos y una mayoría en el partido pidió que se adelante el congreso regional, un mensaje que el actual presidente de la formación, Pío García-Escudero, se comprometió a trasladar a la dirección nacional del PP.

El de la fecha es uno de los debates abiertos entre la presidenta madrileña, que busca presidir el partido, y la dirección nacional, que no ha respaldado su candidatura y ha apostado en público por una tercera vía, donde ni Díaz Ayuso ni el otro peso pesado, el alcalde de Madrid y portavoz nacional, José Luis Martínez-Almeida, tomen las riendas de la formación.

Los afines a Ayuso sostienen que el congreso debe celebrarse antes de marzo para cumplir con los estatutos, mientras que la Junta Directiva nacional se limita a señalar que será en el primer semestre de 2022. La mayoría del partido madrileño pide ahora que, dentro de ese periodo, el cónclave se adelante.

La Junta Directiva se celebró este viernes tras días en los que se han aireado diferencias sobre el adelanto electoral del 4 de mayo y desencuentros que han llevado a Díaz Ayuso a bloquear el wasap al número dos de Casado, Teodoro García Egea.

Este viernes los dirigentes del PP alejaron la posibilidad de que se haga efectiva la demanda contra Génova que algunos sopesaron por vulnerar los estatutos.

Sobre el autor de esta publicación