Ayuso adelanta las elecciones en Madrid tras las mociones de censura de PSOE y Cs en Murcia

Castilla León y Andalucía descartan, por ahora, un cambio de la situación

Ayuso convoca elecciones en la Comunidad de Madrid el 4 de mayo

Ayuso convoca elecciones en la Comunidad de Madrid el 4 de mayo

Guerra abierta y sin cuartel entre Pablo Casado e Inés Arrimadas tras la decisión de Cs de de presentar con el PSOE una doble moción de censura contra la presidencia de la Comunidad y el Ayuntamiento de Murcia lo que ha provocado la respuesta inmediata del PP anunciando la dimisión de Isabel Ayuso de la presidencia de Madrid y la convocatoria de elecciones anticipadas en la Comunidad Madrileña.

Un enfrentamiento entre PP y Cs en el que Casado acusa a Arrimadas de romper los pactos autonómicos con el PP en Murcia, lo que incluía el riesgo de que Cs y PSOE pudieran repetir la moción de censura de Murcia en las Comunidades de Madrid, Castilla León y  Andalucía, y lo que ha llevado a Pablo Casado a provocar el adelanto de las elecciones en Madrid con la dimisión de Ayuso que llevaba tiempo pensando en el adelanto electoral.

Adelanto electoral, en principio factible, pero que no sabemos si se podrá llevar a cabo porque Más Madrid y el PSOE presentaron en la Asamblea de Madrid dos mociones de censura contra Ayuso.

Y está por ver si la dimisión de Ayuso y su decreto para la disolución de la Asamblea, que según Ayuso es de las 11,45 de la mañana del miércoles, es anterior a las mociones de censura presentadas por el PSOE y Más Madrid.

Lo que puede abrir una batalla legal dado que la Mesa de la Asamblea de Madrid admitió a trámite las mociones de censura mientras el registro de la Cámara madrileña recibió la comunicación de Ayuso -que ha destituido a su vicepresidente Aguado y demás consejeros de Cs- a las 4 de la tarde.

Un Aguado que ha hablado de traición de Ayuso, que niega que hubiera un plan para una moción de censura como la de Murcia y que asegura que la presidenta Ayuso ‘ha perdido la cabeza’.

En los ‘estados mayores’ de los principales partidos nacionales PSOE, PP, UP, Cs y MP, se ha decretado ‘zafarrancho de combate’ por esta crisis de los pactos autonómicos de PP y Cs.

Lo que puede afectar también a Castilla León donde las aguas están muy revueltas, aunque los portavoces de PP y Cs lo desmienten. Mientras en Andalucía parece que la situación está controlada tras anunciar el presidente Moreno del PP que no cambiará en nada la actual situación, lo que confirmó el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, de Cs. Y lo mismo ha ocurrido en el Ayuntamiento de Madrid donde Villacís renovó a Almeida el apoyo de Cs.

Las maniobras en la oscuridad de Pablo Casado con Albert Rivera contra Inés Arrimadas y los intentos del PP de fichar a dirigentes de Cs -como ha ocurrido en el Ayuntamiento de Madrid- están en el origen de lo ocurrido en Murcia donde la situación interna del gobierno era desastrosa.

Aunque está claro que quien ha roto el pacto autonómico de PP y Cs en Murcia y ha abierto la crisis ha sido Arrimadas. Y ello es la causa de que la presidenta madrileña haya reaccionado con el adelanto electoral en Madrid, con el que ella llevaba meses especulando.

En Murcia se han presentado dos mociones de censura de Cs y PSOE: contra el presidente murciano del PP, Fernando López Miras, que será sustituido por la Consejera Portavoz de Cs, Ana Martínez Vidal; y contra el alcalde del PP la capital, José Ballesta, que será remplazado siempre y cuando Podemos se sume a esta censura en el ámbito municipal, porque PSOE y Cs no tienen mayoría y necesitan a UP.

Estamos ante un vuelco político de envergadura nacional que ayer estalló en pleno debate de la sesión de control del Gobierno, donde Pablo Casado ha acusado a Pedro Sánchez de llevar España a la ruina. Pero el debate de la economía y de la falta de las vacunas, así como del reciente apoyo de UP a Puigdemont en el Parlamento Europeo quedó en segundo plano nada más estallar en los pasillos del Congreso la crisis murciana y madrileña.

Sobre el autor de esta publicación