Aragonès, sobre la propuesta de Casado de un 155 educativo: "Máxima firmeza ante estas amenazas políticas"

El Gobierno señala que no instará a la Generalitat al cumplimiento de la sentencia del Supremo y PP y Cs piden aplicar el artículo 155

Aragonès

Aragonès

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha replicado este miércoles al líder del PP, Pablo Casado, sobre su propuesta para aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña en el ámbito educativo: "Las palabras de alguien que asiste a misas en honor del dictador Franco se definen por sí solas". "Máxima firmeza ante estas amenazas políticas".

Así lo ha afirmado en la clausura de unas jornadas sobre Gabriel Alomar en Palma de Mallorca, después de que Casado haya instado al Gobierno a aplicar el artículo 155 en el ámbito educativo si la Generalitat no cumple la resolución judicial que obliga a impartir el 25 % de la enseñanza en castellano.

"La mejor respuesta es la persistencia, continuar defendiendo el catalán como lengua compartida y de oportunidades para todos", ha subrayado Aragonès, que ha prometido la "máxima firmeza ante estas amenazas políticas".

En este sentido, ha asegurado que también "hay amenazas políticas", en referencia a la petición de Casado de aplicar un 155 educativo. "Unas jornadas en las que recordamos un personaje fundamental en nuestra historia como Gabriel Alomar, que luchó contra el franquismo y que murió en el exilio, las palabras de alguien que asiste a misas en honor al dictador Franco y después dice que no se da cuenta, se definen por sí solas", ha censurado.

Casado y Arrimadas piden un 155

Preguntado por esta situación, el líder del PP, Pablo Casado, ha ofrecido al jefe del Ejecutivo Pedro Sánchez los votos del grupo popular en el Senado para poder aprobar el artículo 155 de la Constitución con el objetivo de hacer cumplir la sentencia del Tribunal Supremo.

Antes de asistir a la concentración en Madrid de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra la Ley de Seguridad Ciudadana , conocida como 'Ley Mordaza', Casado ha avisado al presidente del Gobierno que está "obligado" a hacer cumplir ese fallo del Supremo sobre el castellano y le ha advertido de que si no lo hace "podría estar prevaricando" "Le ofrezco nuestros senadores para que si tiene que aplicar el artículo 155 solo en éste ámbito educativo, lo haga", ha afirmado el jefe de la oposición.

"Si la Generalitat se declara en franca rebeldía, lo que el PP le ofrece a Pedro Sánchez son nuestros votos en el Senado para que el Gobierno de España directamente aplique esa sentencia en la educación en Cataluña, que es una titularidad estatal que las autonomías administran", ha manifestado.

Casado ha insistido en que los niños catalanes "tienen derecho a recibir al menos el 25% de las clases en castellano, que es la lengua común de todos los españoles", y ha avisado que el Partido Popular así lo va a defender. "Pedro Sánchez tiene la obligación de defenderlo o si no podría estar prevaricando. Y le ofrezco nuestros senadores para que si tiene que aplicar el artículo 155 solo en este ámbito educativo, lo haga. Lo que no puede ser es que el Gobierno de España dependa de los radicales de ERC", ha aseverado.

Sin embargo, el líder del PP se ha mostrado convencido de que el presidente del Gobierno "preferirá gobernar con ERC y con la CUP", como ha ocurrido con el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022.

Al ser preguntado por las declaraciones de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a favor de que las familias que quieran escolarizar a sus hijos en castellano puedan ir a centros privados, Casado ha afirmado que eso es "absolutamente inconstitucional". "La Constitución en su artículo 27 garantiza la libertad de elección educativa de las familias y también lo hace el artículo 14 de la Carta Europea de Derechos fundamentales", ha resaltado, para añadir que "todos los niños en Cataluña tienen derecho al menos a recibir el 25% de las clases en castellano, que es la lengua común de todos los españoles".

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha exigido también a Sánchez que utilice todos los instrumentos que tiene a su alcance, incluso el 155 llegado el caso, para hacer cumplir la sentencia del Supremo .

Arrimadas, en una rueda de prensa en el Congreso, ha asegurado que el Ejecutivo tiene mecanismos de sobra para que la Generalitat cumpla la sentencia del Supremo, como la alta inspección educativa, las competencias de las comunidades autónomas y otros instrumentos constitucionales, como el 155 circunscrito al tema educativo. Pero, según ha dicho, teme que Sánchez se va a arrodillar otra vez ante el separatismo y volverá a caer "en las manos sectarias de la Generalitat".

Aunque la presidenta del partido naranja ha celebrado el fallo, ha calificado de "vergüenza" que haya que acudir a los tribunales para escolarizar a los estudiantes también en castellano debido al abandono durante décadas del PP y del PSOE.

El conseller de Educación anima a ignorar la sentencia

Por su parte, el conseller catalán de Educación, Josep González-Cambray, ha enviado este miércoles una carta a los directores de los centros educativos en la que les anima a hacer caso omiso de la sentencia del Supremo que obliga a las escuelas a dar al menos un 25 % de las clases en castellano.

La carta, a la que ha tenido acceso Efe, ha sido enviada a los directores de los 5.108 centros educativos catalanes un día después de que el Tribunal Supremo no haya admitido el recurso de casación que la Generalitat presentó contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ordenaba al Govern garantizar que el castellano sea la lengua vehicular, como mínimo en el 25 % de las materias, por lo que este fallo pasa a ser firme.

En la carta, el conseller afirma que la sentencia "es un grave ataque a los fundamentos del modelo de escuela catalana, realizado desde un tribunal alejado y desconocedor de la realidad sociolingüística de los centros educativos".

El conseller comunica asimismo que "esto no va de porcentajes, va de pedagogía", por lo que considera que el hecho de que sea "un juez quien determine de forma arbitraria el porcentaje de horas necesarias para aprender una lengua es una anomalía y representa un desprecio a los profesionales de la educación".

Por ello, Josep González-Cambray traslada a los directores que no deben llevar a cabo "ningún cambio en los proyectos lingüísticos", pese a lo que dice la sentencia del Tribunal Supremo, y les traslada que "tenemos plena confianza en vosotros y queremos que sigáis trabajando exactamente como hasta ahora".

Al respecto, en una entrevista esta mañana en RAC-1, el conseller ha afirmado que "asumimos las responsabilidades que nos toca" y que los centros "tendrán el amparo legal de la Generalitat" y "estaremos al lado de los docentes", que "pueden estar del todo tranquilos" para "seguir educando como lo han hecho siempre".

Ante el hecho de que la sentencia sea firme y que el Gobierno central tenga que instar a su ejecución, el conseller ha señalado que ayer por la mañana habló con la ministra de Educación, Pilar Alegría, y "me trasladó que desde el ministerio emplazarán a que se cumpla la Lomloe" en la que "se dice que, en las comunidades con dos lenguas cooficiales, se debe garantizar el aprendizaje de ambas al acabar la etapa obligatoria", lo que "estamos haciendo en Cataluña".

En la carta, el conseller también indica a los directores que se potenciarán las herramientas para implantar el plan de promoción de la lengua presentado a principios de noviembre y que se les dará todo el amparo necesario para que ejerzan como han hecho hasta ahora en materia lingüística