El voto "erróneo" de un diputado del PP salva la reforma laboral: 175 'síes', 174 'noes'

Alberto Casero, diputado por Cáceres, dice que votó "no" telemáticamente, pero el certificado emitido indica que votó "sí". El PP habla de "cacicada".

yolanda díaz reforma laboral

EFEyolanda diaz grande reforma laboral

yolanda díaz reforma laboral

Con tensión, negociaciones de última hora, alguna herida de guerra y sólo un voto de diferencia, el Gobierno de Pedro Sánchez ha conseguido aprobar esta tarde la reforma laboral. Puro drama. Más si se tiene en cuenta que el voto que le ha dado la victoria al Gobierno ha llegado de las filas del PP: uno de sus diputados, que votaba telemáticamente, ha votado a favor de la norma por error.

Este es uno de sus proyectos bandera tanto el PSOE como Podemos, socios en el Ejecutivo. Ambos habían prometido a sus votantes derogar la actual legislación, aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy (PP) en 2012.

Con 175 votos a favor y 174 en contra, la reforma ha salido adelante. El debate ha sido de tal intensidad y tan polémico que el bloque del sí y el bloque del no ha convertido en socios a partidos siempre antagónicos.

En el bloque del "sí", además de la izquierda representada por PSOE, Unidas Podemos, Más País y Compromís, se han situado Ciudadanos, PdCat, PCR, Coalición Canaria, Nueva Canaria y Teruel Existe. En el bloque del "no": PP, Vox, ERC, Bildu, Junts, UPN, CUP, BNG, Foro Asturias y Grupo Mixto.

En la votación, teniendo en cuenta que de los 350 escaños del Congreso hay uno vacante -tras la expulsión del diputado Alberto Rodríguez, de Podemos- había 349 votos en disputa. Si se suman los votos de los bloques, hubiera ganado el no, pero poco después de la votación se ha sabido que un diputado del PP se ha equivocado y ha dado la victoria al Gobierno. Alberto Casero, diputado popular por Cáceres y Secretario Ejecutivo Nacional de Organización del partido es quien ha errado el voto.

Al parecer, Casero habría votado que no, pero el certificado de voto emitido indica que su voto fue "sí". El PP ha dicho poco después que se ha avisado a la Mesa del Congreso del error, pero Batet, argumentan, no ha querido tenerlo en cuenta y ha validado el resultado final. Los populares han pedido, mediante un recurso, que se repita la votación y han hablado de "cacicada".

El momento más confuso del día se ha vivido después de que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, diera a conocer el resultado de la votación más esperada de los próximos días. En primer lugar, Batet ha dicho que la reforma había sido derogada. O sea, que el Gobierno había perdido la votación. La presidenta del Congreso sumó mal el voto telemático, colocando del lado del sí los votos negativos y viceversa.

Esto ha provocado los aplausos de las bancadas de la derecha y las caras de asombro del presidente del Gobierno y de Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno.

Un par de minutos después, Meritxell Batet ha rectificado el error, lo que ha desembocado en caras de alivio en la bancada del Gobierno, con gestos cariñosos entre Sánchez, Díaz y Nadia Calviño.

 

Sobre el autor de esta publicación