Profundo vuelco electoral en Marruecos

No podría haber encontrado mejor apoyo el rey de Marruecos en las elecciones de ahora mismo que la victoria conseguida por el RNI (Reagrupamiento Nacional de Independientes), que logra 102 escaños del parlamento. Sus principales oponentes, los islamistas de Justicia y Desarrollo, pasan de 125 a 13 diputados.

La fuerza vencedora en la consulta expresa un cambio del más relevante signo para la política marroquí en lo que respecta a la solidez de trono. El segundo mejor resultado electoral lo obtuvo el PAM (Partido Autenticidad y Modernidad), al que pertenece Alí Fuad el Himma, actualmente consejero principal del Mohamed VI. Nadie preveía el batacazo electoral sufrido por los islamistas.

Más allá de la contundente victoria de la formación vencedora, el gobierno tendrá que constituirse desde dinámicas de coalición que en todo caso y, muy probablemente, en lo relacionado con asuntos exteriores y religiosos, quedarán al alcance de la mano del rey.