Crisis argelino-marroquí

argelia ministro exteriores

La inestabilidad geopolítica de la compartida vecindad entre Argelia y Marruecos se ha venido a plasmar en una ruptura de las relaciones diplomáticas entre ambos países, tras la iniciativa formulada desde Argel por su titular de asuntos exteriores, luego de varias semanas de tensión expresiva, de colisión objetiva de intereses entre uno y otro estado.

La tensión histórica entre Argel y Rabat se arrastra en el marco de un ciclo de confrontaciones que viene de los años 70 por el conflicto del Sáhara Occidental, principalmente por causa del apoyo del régimen argelino al Frente Polisario.

Tal dinámica de crisis tiene diversos modos de afectación negativa para los intereses españoles. Por ello, la ruptura de las relaciones diplomáticas es de significación muy relevante; de forma especialmente por sus ocasionales rebotes por el flanco del Frente Polisario, foco de perturbación para nuestra política en el norte de África.

Sobre el autor de esta publicación