China sufre el cambio climático

Del paso de los diluvios en el continente europeo, sobre Alemania, Bélgica y otras zonas vecinas, se llega ahora en la cita de las tormentas, al asalto pluvial en China, dentro de un marco de cambio planetario, mientras las inundaciones europeas quedan atrás como plasmación de una pesadilla sin precedentes en el mundo contemporáneo. Este capítulo asiático de eventos meteorológicos extremos es tanto como una vuelta de página en el relato de un solo y un único asunto: el del cambio climático que afecta a la Tierra, nuestro hogar en el Universo. Viene ello a reiterar lo evidente de la gravedad que supuso para el mundo la irresponsable decisión de Donald Trump, como presidente de la primera potencia mundial, de no suscribir el Acuerdo de París de 2016, sobre el cual hubo un gran consenso internacional aplicado al subsanamiento de errores sistémicos. Convendría agotar la identificación y cuantificación económica de las consecuencias que acarreó aquel craso error.