Raúl Castro eleva a miles las detenciones en Cuba

La contundencia represiva que expresa la abultada cuenta de los detenidos, tras la reaparición en la escena cuba de Raúl Castro, junto con una cierta normalización de los flujos de suministros y las aportaciones sanitarias frente a las carencias clínicas, desencadenantes ambas de la marejada de protestas en la república cubana, parece indicar el fin del ciclo político de Díaz Canel en la gobernación de la isla. El regreso del hermano de Fidel, tiene una significación claramente negativa, por la gestión de Díaz al frente del régimen establecido por la revolución castrista. Habida cuenta que el número de los detenidos se eleva a los 5.000 con la reaparición de «Raúl», la relevancia sistémica del dato resulta incuestionable. Queda saber en qué términos se producirá la reacción de EE.UU. ante la crisis de Cuba.