Biden: aborto y excomunión

El eventual cambio de la legislación sobre el aborto por Joe Biden, advierte el episcopado norteamericano, implicaría su excomunión. Este desglose de ámbitos competenciales es una característica esencial en las estructuras de los sistemas liberales y democráticos frente al mundo pilotado por un partido, el comunista, que, de forma sistémica, excluye la libertad política y religiosa.

Viene a cuento esta comparación por la circunstancia de que tal advertencia del episcopado sobreviene cuando el presidente Biden lleva a efecto una histórica ronda de contactos con los vértices del poder en el mundo comunista euroasiático, desde Putin en Rusia a Kim Jong-un en Corea del Norte.

Los contrapuntos que comparecen a una y otra orilla del itinerario seguido por el presidente norteamericano son un de una expresividad absoluta. Si en EE.UU. la integridad normativa y vital del mundo católico es tutelada con entera autonomía por el episcopado, hasta el punto de poder sancionar con la excomunión, en cambio, en el mundo que representan los interlocutores de Biden en sus visitas por la Eurasia roja, las libertades todas conforman una quimera. Y las hipótesis plenas de las mismas, implican materia de delito. El universo político que se constata allí es la plena excomunión de toda muestra de libertad.