Protasevich se autoinculpa bajo coacción

El bielorruso Lukashenko, antepecho geopolítico del ruso Putin, luego de apresar al disidente Protasevich en el ya conocido acto de piratería aérea, se dispuso a la obtención de forzadas declaraciones como masa de autoinculpación sobre cosas merecedoras de responsabilidad y correspondiente castigo. Esta es la base de la tramoya geopolítica que ha determinado la sanción espacial sobre los cielos bielorrusos y el expediente euroatlántico al binomio formado por el eje Minsk-Moscú. Y todo, como supuesto fáctico sobre el que se contempla su inmediata relación estratégica con EE.UU y la eurozona.