Responsabilidad compartida entre judíos y palestinos

De tal manera considera el Tribunal Penal Internacional los excesos de las dos partes intervinientes en la guerra que ahora cursa entre el Estado de Israel y la parte palestina que opera desde Gaza contra las dependencias y espacios gobernados por Benjamín Netanyahu. En el amanecer del viernes pasado, el poder representado por el mandatario israelí arrancaba con una severa andanada de fuego a la Franja de Gaza, en el territorio donde opera Hamás, como rama del régimen palestino. Los precedentes de esta situación se sitúan en las hostilidades de la guerra de 2014. A los ataques de artillería se añadieron en tal ocasión los bombardeos efectuados por 160 aviones de la fuerza aérea israelí contra las posiciones enemigas en Gaza, centrándose los disparos sobre los túneles de los efectivos palestinos utilizados por éstos en sus desplazamientos tácticos para lanzar cohetes, y como línea de acceso contra las bases de sus adversarios israelíes. Estos, en una información previa, habían afirmado que penetraron en el espacio palestino. En todo caso, entre mujeres y niños, las cifras de muertos se reconoce que han sido dolorosamente significativas. El TPI estima que, en tal sentido, ha habido una paridad de daños. Desde esta perspectiva procesal, cabe concluir que las responsabilidades en este caso también son equivalentes.