Muchos vuelos chinos frente a Formosa

El disparado crecimiento de la actividad aérea china en el estrecho de Taiwán significa tanto como la arribada de un claro riesgo de choque militar entre las dos partes resultantes de la guerra civil librada entre Mao Tse Tung y el general Chiang Kai-shek. Una larga contienda de la que resultaron los espacios estatales de la fracción comunista, con capitalidad en Pekín, y la democrática-liberal, al este del estrecho de Formosa, con su centro administrativo en Taipéi.

Es de esperar que, en un espacio de tiempo convenientemente breve, el gobierno norteamericano de Joe Biden reaccione, quizá con la presencia de su fuerza aérea, frente a la tensión creada por esta dinámica pekinesa sobre la vertical de esta zona del mapa. Asimismo, es de prever la llegada de alguna iniciativa desde el seno de Naciones Unidas, cuyo Consejo de Seguridad podría operar para el acceso y despliegue de la acción diplomática necesaria.