Israel y Gaza se bombardean

Una guerra de facto con bombas y cohetes ha estallado, con agresiones recíprocas y masivas entre árabes y judíos. Hamás de una parte e Israel de otra, tratan de evitar, a pesar de las agresiones que no dejan de fluir y que bordean la guerra protocolizada, que se declare un conflicto formal entre las dos caras del semitismo. Un supuesto este que solo la ONU, en principio, puede bloquear, sorteando el fanatismo compartido y ciegamente enfrentado. Son muchas veces ya, demasiadas, las acontecidas entre unos y otros agentes, protagonistas de esta inacabable tragedia.