Matanza de los talibanes en una escuela afgana

La mortandad de cuño islamista habida en Kabul, la capital del Afganistán, perpetrada en una escuela femenina, con un balance de 80 muertos, denota la subsistencia de un atroz antifeminismo islamista en ese vértice asiático de la violencia dentro del oriente musulmán, escenario histórico del radicalismo de configuración islámica, tanto en circunstancias de guerra como de paz civil. Las víctimas mortales de este último atentado, por su elevado número, no cerrado aún en el momento de redactar esta nota, expresan cotas de atrocidad impensables en cualquier otro escenario que el país afgano, cuyo gobierno, obviamente, no ha podido menos que expresar su profunda consternación frente a esta nueva prueba de la barbarie talibán.