Relevo chino en la presión comunista rusa

Las insistentes pasadas de los aviones de Pekín por el estrecho de Formosa definen entre un relevo y una suma respecto del sostenido despliegue militar ruso frente a la frontera oriental de Ucrania. El dúo comunista en el oriente de Europa, a caballo entre el mundo occidental y el Océano Pacífico, configura un escenario de tensión geopolítica vocado a definir la nueva situación en la dialéctica secular de bloques ideológicos de poder en el globo. El dividido espacio de la península coreana, entre el norte comunista de Pionyang y el sur democrático de Seúl define el cruce asiático con la tensión Este-Oeste que resume la presión militar adosada por la comunista Rusia frente al costado occidental de su vecina Ucrania. Las constantes de fricción política entre Oriente y Occidente permanecen por su propia definición, por su misma naturaleza. Mientras la cosa no pase de ahí, no ocurrirá nada. Así sea.