Ejemplaridad de EE.UU. en el antiracismo

La afirmación presidencial que dejó Joe Biden al resaltar lo ejemplarizante de la sentencia que condena a Derek Chauvin, el policía autor de la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd, viene a subrayar la relevancia de un hito judicial que marca referencia en la jurisprudencia norteamericana, algo donde se sustancia el esfuerzo crítico en las instituciones estadounidenses en borrar toda huella, cualquier rastro de racismo resultante, en medida variable, de un pasado con esclavismo y segregación compartido también por otras naciones de América en muchos espacios históricos; en tiempos que se espera estén por fin superados. Tan cierto es ello como el hecho de que la discriminación racial siempre estuvo y sigue estando ahora acompañada de otras injusticias sociales, políticas y, sobre todo, económicas. Es una espera tocada quizá de excesivo optimismo, vistos los últimos eventos racistas de las últimas horas.