Naipe histórico del totalitarismo rojo

Cuba y el póquer asiático de regímenes comunistas engloban el grupo totalitario en la crónica política contemporánea, el de la negación sistémica de las libertades, incluyendo cuantas suponen la posibilidad de decidir y de pensar; opción ésta para el estado, resuelto en voluntad de quienes lo administran dentro de opciones dependientes, conforme el criterio que desde sí mismos imponen por el partido (comunista) que lo conducen de acuerdo una suerte unívoca de totalitarismo rojo. Todo este conjunto de novedades, oportuno es decirlo, gravita como un inadvertido rito de desorientación para algún otro partido censado en la nómina de las democracias occidentales. También, sociológicamente cerca de la izquierda totalitaria, concurren casos como el de la Venezuela de ahora, en la que el régimen del verdirrojo Maduro niega la vacuna a quien no presente el carné del régimen allí establecido, tan bien acogido por el conjunto comunista euroasiático.