Se dispara la tensión en el estrecho de Taiwán

La disputa sobre las islas Senkaku, administradas por Japón, es la cuestión que motoriza críticamente en este momento el cuadro estratégico en el espacio marítimo que separa del país chino el reducto estratégico, el espacio residual, de lo que fue la China libre en la guerra civil, en la contienda entre el régimen comunista de Mao y las huestes del general Chiang Kai-shek. En los últimos días, hasta 25 aviones chinos de combate han sobrevolado el espacio que separa el residuo anticomunista del mundo derrotado en la contienda civil aquella, que subsiste con el apoyo nipón. Esta causa geopolítica tiene, a su vez, el endoso manifiesto de la nueva Casa Blanca, el apoyo expreso de EE.UU., a lo que responde la visita efectuada a Washington por el primer ministro de Japón, país que, de su parte, oficia una tutela estratégica del estado taiwanés.