Biden rebasa las tensiones de Trump con Rusia

Luego de ampliar a la guerra económica la beligerancia con Rusia, por el despliegue de fuerzas militares a distancias críticas con las fronteras de Ucrania y de añadir hostilidad expresa contra China, Biden lleva su definición frente al dúo comunista en el terreno económico y comercial, al tiempo que cierra filas con Japón, recibiendo en Washington a su jefe de gobierno. El detonante de la nueva dinámica norteamericana en lo relativo a las relaciones con Rusia no ha sido otro que la recrecida presión de Putin en los aledaños de Ucrania, acción que viola letra y espíritu de lo acordado en Minsk, luego de la última crisis entre ambos países. Congruente con esta dinámica de reajustes de Washington, sus interlocutores asiáticos, especialmente luego de su alianza contra China, escenifican la situación con su encuentro en la Casa Blanca con Suga. Pero, con todo, lo más relevante del actual cuadro internacional es el muy empeorado semblante de la relación estadounidense con Moscú.