Demanda papal del reparto de vacunas

Dentro del escenario de un verano perdido en un 63,5% por causa del coronavirus, y ante la lentitud con que se distribuyen las vacunas, su Santidad el Papa insta al mundo al reparto de las mismas, en un firme y sostenido proceso de recuperación del tiempo perdido con los retrasos acumulados en la eclosión de la pandemia vírica. Esta iniciativa del Pontífice se inscribe en el trazado de sostenida continuidad apostólica de su papado, muy ceñido y atento al ras de las urgencias y apremios colectivos; y en estos días de ahora, nada más apremiante que el peso global de la situación, especialmente aguda para las clases más necesitadas en el haz de las sociedades nacionales.