La UE también opera sobre Hispanoamérica

Dentro del mismo nuevo esquema operativo, la Unión Europea practica beligerancias políticas contra el mundo comunista en el ámbito euroasiático y extiende la misma óptica y prácticas operativas al orbe hispanoamericano. Allí donde ha prendido la pugnacidad del comunismo y las prácticas todas contra las libertades políticas y económicas. Lo que de una parte, desde el soporte y el aliento de la nueva visión norteamericana del presidente Biden, actúa como marco global de la UE ante Rusia y sus enlaces asiáticos. Previamente, se habían producido sin sistema por la misma UE, operaciones antimarxistas en el mundo iberoamericano. Como ejemplo, el emplume de 19 dirigentes chavistas de muy probada sintonía con el mundo soviético; sintonía que se ocultaba con los focos de su brutalidad policial en el monocorde ejercicio de la represión contra los disidentes de todos los colores. Pero lo más relevante de este último dato del chavismo venezolano es la nueva razón de la mutación de la UE en las razones de acento supraeconómico. Algo propiciado por el viento transatlántico de Joe Biden. La derrota de Donald Trump en muchas de sus acepciones.