Confirmada la violación iraní de su abstención atómica

La OIEA (Organización Internacional de la Energía Atómica) confirma la violación por la República Islámica de Irán, del acuerdo suscrito en 2015, en cuya virtud se abstenía de producir materiales susceptibles de empleo y uso para la fabricación de armamento nuclear. Aunque el producto obtenido dentro del ámbito de las materias vetadas sea de aplicación a otros campos, de naturaleza civil, en determinados ámbitos industriales, ello podría valer de coartada para el gobierno de Teherán, pero será obviamente inaceptable, tanto para la propia OIEA como para los mismísimos EE.UU., que en su día fueron los impulsores de la propia entidad internacional, que desde su propia creación cierra el paso a la difusión nuclear en el mundo. Y es ahora mismo el gobierno estadounidense del presidente Biden, el primer interesado en marcar la pauta internacional de parar los pies al régimen islamista de Irán.