Despliegue sin precedentes al inicio del presidente Biden

No por lo que pueda ser el mandato del Presidente Biden, sino por las condiciones creadas con las perturbadoras andanzas desde el proteico trumpismo, cuestionador de la normalidad institucional, atenida al patrón democrático estadounidense. El efecto de la brutalidad desplegada con el asalto del trumpismo al Capitolio, ha sido proporcional, expresivo de cuanto pueda aborrecer políticamente, Estados Unidos, el hombre medio.

No sería excesivo, exagerado, afirmar que el trumpismo no sólo ya no está, sino que, además, en formato de memoria, se encuentra más que sólo amortizado. Estrictamente aborrecido.