Explotación totalitaria heredera de Trump

China, Rusia y Venezuela se alzan como herederas de la tentación de la idea de Donald Trump contra el Presidente Biden que le llevó a inspirar la invasión del Capitolio norteamericano por partidarios suyos: disparatada, ruinosa, idea  que le ha llevado a perder el respeto del conservadurismo estadounidense y la consideración de la derecha más primaria recluida en espacios de desinformación y revanchismo. Pero quizá lo más gravoso para el centro derecha norteamericano haya sido el espacio, el flanco que el dislate contra la Cámara Alta de EE.UU abrió la iniciativa trumpiana quiso abrir con la pretensión de dañar el flanco político del Biden que le había ganado en las elecciones de Noviembre. Sin embargo, el daño mayor inferido al peso internacional de Washington sea la oportunidad regalada por Donald Trump a la ación de Washington frente a China, Rusia y Venezuela: tres emblemas antidemocráticos mundiales.