Tensión (por China) entre Bruselas y Washington

Se abre un nuevo capítulo en la relación occidental por causa de la establecida entre entre Bruselas y Pekín, puesto que la UE, obviando la causa común de Occidente, acaba de suscribirla con el gigante chino, lo que establece la probabilidad de que en el corto/medio plazo Joe Biden, establecido en la Casa Blanca, al asumir su mando, renovará la opción unitaria de Occidente ante el gigante asiático; los dos turnos de la decisión occidental serían iguales en ambos casos.

Lo que subiste como debate inesquivable es el hecho de que la unidad de criterio en el mundo occidental respecto de China o de todo signo de significación alternativa a lo que que nuestro sistema de valores viene a significar, comporta la exigencia de arrostrar riesgos de disparidad y signos de desavenencias, desacuerdos y rupturas.