Esquema global a tres

Biden

Mientras la Unión Europea y China ultiman un gran acuerdo de inversiones y se abre la hipótesis de que los EEUU llevados por Biden se definan sobre el particular, habida cuenta el peso de la relación establecida en el sistema global, es obligado entender que el mundo se abre a un esquema nuevo.

Las relaciones internacionales pues, habrán de verse abocadas a una dinámica nueva, por el cambio cuantitativo de los intervinientes en la nueva relación y por el salto cualitativo, en el orden de las premisas que informarían la nueva óptica que de todo ello, internacionalmente, habría de resultar. Ya de por sí resalta de modo más que particular el hecho de que el interlocutor de Europa deje de ser el Washington de siempre para convertirse en el Pekín de mañana. Mientras que el Washington de Biden es incógnita capital pendiente de despejar.

Sobre el autor de esta publicación