Mas que sólo sinrazón marroquí

Ceuta y Melilla

Días después de que Donald Trump terciara en la cuestión del Sahara, apoyando las pretensiones árabes en la cuestión del Sahara, llega un pronunciamiento desde el Gobierno de Marruecos contra la españolidad de Ceuta y Melilla, cosa que, como no podía ser de otra forma, tiene su respuesta, enteramente acorde, por parte del Gobierno español; que, de otro punto, sobre Ceuta Y Melilla nada tiene que explicar a los mandarines de Rabat, aunque, sí señalar la inconveniencia del derrotado Donald Trump de mover y barajar las piezas del Sahara en beneficio de Israel, generando con ello un movimiento de rebote por parte de Rabat, sacando a colación la copla de Ceuta y Melilla. Por eso la razón del encabezamiento de este comentario. El descabalgado de los poderes de la Casa Blanca, por fortuna queda apartado de la oportunidad de meteduras de pata de mayor cuantía, en favor de unos aliados y perjuicio de otros. Entiéndase Israel, en un caso, y España en el otro.

Sobre el autor de esta publicación