La UE considera una renovación perfectiva de la OTAN

Desde las condiciones creadas por el Coronavirus, al aire de las relaciones con China y en el contexto de la próxima visita de Joe Biden a Bruselas, a principios de año, se ha configurado ya una panorámica internacional que demanda el reajuste operativo de la UE con la estructura político-militar de la Alianza Atlántica. El carácter que Donald Trump dejó impreso en las relaciones internacionales, muy en especial para lo que lo que concierne a los aliados occidentales, lleva a reconsiderar actualizaciones de puntos de vista que ya parecían sentados para siempre; pero al contrario, necesitan actualizarse. Las aristas trumpianas demandan atemperación, tanto que la UE ha pedido ajustes pertinente a la vista, sobre todo, de la anunciada visita del presidente Biden a la sede de la OTAN.