La inhumación del trumpismo

Biden arranca con un Gobierno moderado. El cambio de poder arranca como época nueva y distinto régimen de poder. Nada por tanto de vacíos nominalismos. El plante de Donald Trump, con su encastillamiento, se ha transformado y resuelto en plena y absoluta transformación histórico-política del régimen de Gobierno de Estados Unidos. El nuevo Presidente se ha transformado y resuelto en una mutación histórica, por lo profundo de sus decisiones programáticas y la condición ténico-ideológica de sus colaboradores más cualificados, como Janet Yellen. La demora sucesoria en la Casa Blanca ha tenido, al cabo, el resultado ideológico menos esperado por Donald Trump. Es decir, la sonora inhumación histórico- política del trumpismo.