Ni Arabia escapa del terror islamista

Lo que parece una reacción islamista contra la presión antiterrorista del Gobierno francés con el terrorismo coránico, está en lo que sería el motor del atentado en el cementario de Yeda, la capital de Arabía Saudí, de daños menores entre los afectados por explosión, aunque de alcances significativos, al entenderse que ha sido provocado por las represalias de París ante los recientes actos terroristas en el propio París por el activismo Islamista , de forma reiterada, en fechas recientes. De cualquier modo, es de apreciar algo de nueva faz y distinto alcance y sentido en la operativa del terrorismo islamista: el efecto multiplicador de la inestabilidad generada por el desorden que ha rebotado con la distonía presidencial estadounidense… Cuando a la primera potencia mundial le sobreviene lo que ha sucedido con el enquistamiento de Donald Trump en la Presidencia, a los jeques de la tropa coránica nada les impide montar una tronada como la organizada en Arabia. Al fin y al cabo, el terrorismo, en cualquiera de sus expresiones, es una forma crítica del desorden.