Inesperada inversión política (demócrata) en Arizona

Democratic presidential nominee Joe Biden and his running mate, California Sen. Kamala Harris, arrive at the Heard Museum for the first of two campaign stops Thursday in the Valley. Their visit came tha same day that Vice President Mike Pence was holding a campaing rally in Peoria. (Photo by Melanie Mason, Los Angeles Times/Pool photo) |

De significación mayor es el dato de alarma que supone para el trumpismo el cambio de sintonía que registra el Estado de Arizona, de tradición republicanista, que ahora registra una nítida propensión a la candidatura de Biden. El peso de una inversión de tendencia así es dato de significación muy claramente manifiesta y preocupante para los estrategas del actual Gobierno estadounidense.

No podía ser de otra forma, al hacerse el recuento de las actuales circunstancias que concurren en la Casa Blanca; principalmente la situación clínica presidencial, con una imagen de polémica disponibilidad, derivada de las propias hechuras del trance clínico presidencial.

De aquí al 13 de Noviembre, la confusión derivada de la desestabilización de las expectativas políticas estadounidenses, no parece el cuadro internacional mas propicio para mirar con un margen bastante de optimismo ante dos cuestiones de interés mayor para Europa: el agravamiento del problema bielorruso y la presión de Turquía en la muy cancerada cuestión del aliento turco en el conflicto dónde el pueblo pueblo armenio  intenta que no naufrague definitivamente su destino.