Multitudes antirrusas se manifiestan en Minsk

Decenas de miles de bielorrusos se han reiterado en Minsk como protesta contra la reunión de su presidente, Lukashenko, de inmediato, con el de Rusia, Vladimir Putin, mientras llega a la cifra de 250 detenidos por exhibir la enseña nacional de Bielorruria. Girando en torno al parentesco identitario en el Este Nordeuropeo, ha venido a cristalizar una suerte de etnoconcurrencia crítica, tensada por el hipernacionalismo putiniano cristalizado conforme los moldes del KGB en su versión más depurada y ambiciosa. Un formato sin cuya eficacia y rigor putinianos el despegue soviético del último ciclo hubiera sido muy otro. Sin la configuración resultante del paso de Vladimir Putin por el mismo, rubricado ello además por la instalación de este el kremlin, el discurso histórico de lo ruso actual, habría sido incuestionablemente muy otro. A tal especificidad corresponde lo muy singular del énfasis promoscovita de estos días en Minsk.