Un dólar declinante ¿vaticina urnas turnantes en noviembre?

El acentuamiento de la caída del dólar a lo largo de una década, acolcha la hipótesis de que las urnas presidenciales del 3 de Noviembre próximo traigan la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, cerrando así, sin mayor sorpresa, un ciclo presidencial que se ha resuelto en claves de cambio que nunca se hubieron sospechado en una cristalización tan abrumadoramente efectiva. La peculiaridad biográfica y singularidad histórica del actual residente en la en la Casa Blanca induce consideraciones y propicia conclusiones del mismo porte.

Frente al peso argumental del dólar declinante, la réplica de Trump carga con la imputación frontal a los demócratas atribuyéndoles la responsabilidad con muerte, de los incidentes raciales, reiterando una y otra vez los sucesos de la localidad de Kenosha como ápice y paradigma de la “barbarie racial”, en que conceptualmente sublima y resuelve los casos de muerte en ciudadanos de color a manos de la Policía.