Progresiva disociación global de China con Occidente

Si, como probable parece, las elecciones presidenciales en Estados Unidos se resuelven en un cambio en la Casa Blanca ,se habrá cambiado también, estabilizado, la relacion de China con el mundo occidental, al acabarse la dicotomía entre la normal relación de Pekín con el mundo europeo y la creciente tensión con los Estados Unidos, a propósito de toda cosa, desde el régimen de la Prensa en Hongkong al futuro de Formosa. Frente a eso, sin embargo, por parte de la Unión  Europea, lo que se viene estableciendo es un proceso de profunda compenetración económica, comercial y política. Rotundamente expresivo es a este respecto el comportamiento, dentro de la UE, por parte de la RFA, con su muy llamativo enlace multimedia para una nueva Ruta de la Seda, apoyada en la plaza alemana de Dunisburgo, todo desde la óptica de una Cumbre Comercial entre la Unión Europea y China. Si las Elecciones Presidenciales norteamericanas de este Noviembre traen la salida de la Casa Blanca de Donald Trump se cortaría por la base la disociación global de China con Occidente.