China detiene al dueño de los periódicos de Hong Kong

Mediante esta detención el régimen de Pekin paladinamente, incumple, viola de manera frontal, las obligaciones contenidas en el pacto de soberanía en cuya virtud, el Gobierno británico le transfirió la suya sobre la colonia de Hong Kong. Era el de Prensa, el de Prensa libre el eje, principio  y base de todas las libertades que el régimen colonial británico concedía a los naturales del lugar y demarcación territorial en cada caso concreto.

No cabe otra consideración ni comentario ante este suceso político en lo que fue parte del Imperio Británico.

La  naturaleza de la sanción impuesta al magnate de la Prensa hongkognesa es suceso político de significación muy notable en la medida que que se  incordian dentro una clara tónica dureza que se aparta con notable claridad de otros momentos y diferentes talantes por parte del régimen.

Veamos ahora como ajusta Pekín esta tónica a las necesidades de mercado que demandarán los esfuerzos de mercado exigidos por el lanzamiento de la vacuna antivírica de la China.