El mayor cuestionamiento de Trump como presidente

Ha llegado por boca de John Bolton, Secretario de Estado que fue del aún Presidente de los Estados Unidos, una descalificación poco menos que brutal, tildándolo de “amoral” por incurrir en contradicciones  poco menos que sístémicas en sus referencias al curso los hechos. La descalifíicación de amoralidad, simplemente, no se sostiene . Un discurso de tal guisa es simplemente contradictorio pero no por amoralidad. En todo caso cabría decir y referirlo como prueba de palmaria ignorancia. O sea, haberse probado, manifiestamente, como un ignorante redomado. Y quien en tal imprecisión semántica incurre se descalfiica como juez y árbitro moral de muy probada incompetencia en las políticas y en los juicios históricos, sobre personajes como Donald Trump: plutócrata devenido en huésped de la Casa Blanca por cosas del azar. Será cuestión, por tanto, de darle la vuelta a la tortilla y remplazar al presidente que se juzgará el 3 del próximo noviembre por quien ahora a vuelto a juzgarle. Luego de haber disentido con él.