El nacionalismo en Hong Kong cambia de fase

No podía ser de otra manera. La resistencia del régimen comunista chino a la inercia de la población local en los modos políticos de la vida propia de la colonia hasta el momento de su independencia de Pekín; una continuidad que subsistió sin problemas en una primera fase, dio paso a un ciclo de progresivo rescate de la cultura totalitaria impuesta por el maoísmo,vencedor de las huestes anticomunistas del General Chian Kshek, finalmente expulsadas a la isla de Formosa. Que subsiste como Entidad soberana, y para algunos de los hongkoneses de la disidencia, poco menos que paradigma plenario de la antítesis del régimen de Pekín.

Dentro de la complejidad y de la entera peripecia nacional del conjunto chino, tiene su lógica de conjunto que ya a estas horas de la crónica hongkonesa, la policía de la colonia haya detenido a los cuatro activistas locales concernidos en lo que podría llamarse una “consigna taiwanesa”