Venezuela, entre los errores y confusiones de Donald Trump

El declarado y sorprendente propósito del presidente norteamericano de abrir contacto político con el actual gobernante venezolano, Nicolás Maduro, con su histórica derrota en las últimas elecciones libres celebradas y su no menos histórico golpe de Estado al incumplir su débito de convocar un referéndum revocatorio de sus competencias presidenciales, todo ello en daño expreso de las competencias del correspondiente órgano legislativo, la Asamblea Nacional, de la que meses y años después saldría Juan Guaidó presidente electo de la misma y, por ende, presidente virtual de la legitimidad política venezolana. Así lo han reconocido 60 naciones, mientras NIcolás Maduro, asistido por José Luís Rodriguez Zapatero en la hipótesis de un pacto con la Oposición de Venezuela, la reducía a una estado de parálisis expectante, del que no salió hasta convenir, en la Asamblea Nacional, la elección de Juan Guaidó como Presidente encargado de Venezuela.

Este es el ámbito central de afectación en la política centroamericana que ha venido a sacudir Donald Trump en su presente ciclo de errores y confusiones por la embocada de las vísperas electorales en los EEUU. Que decidirán sobre el destino de la actual Casa Blanca.