Significados cambios en este tiempo de revisión histórico política

Posiblemente sea tan importante la noticia sobre el comienzo masivo de la revisión médica por la pandemia en la capital china, como la previa información de que la Universidad de Oxford informe de que, en fecha próxima, sobre fin de año, disponga ya de una vacuna contra el coronavirus que motoriza esta pandemia global en el verano de 2020.

De trascendencia relevante, aunque no tanto como éstas, es la información, desde Washington sobre la reacción punitiva del presidente Trump contra los actos de abatimiento por parte de los manifestantes contra las estatuas dedicadas a la exaltación de la memoria de los representantes más distinguidos en la lucha contra quienes, en Estados Unidos, más se significaron contra el racismo frente los negros en la contienda civil norteamericana.

Se echa de menos, sin embargo, que, en esta reacción del hombre de la Casa Blanca contra los monumentos de los hombres más distinguidos, no se hayan incluido personalidades históricas que nada han tenido que ver directamente en estas causas y sí por haber aportado alternativas de autoridad cultural en la historia de los Estados Unidos.

Mención aparte merece la frigidez política del huésped de la Casa Blanca contra los símbolos de la aportación europea a la Historia de Estados Unidos en este choque público entre las masas norteamericanas y los símbolos de una cultura política establecida al margen del monolitismo americano en el entramado axiológico de los valores de esta que todavía es la primera democracia mundial a estas alturas del Siglo XXI.