Ajuste de la presencia internacional de España

 

El cambio es racionalmente incuestionable.Traer las Fuerzas militares españolas que aún estaban dispuestas en Asia, por Iraq y Afganistán, para desplegarlas en África, por el ámbito del Sahel, espacio del yihadismo islamista y nutriente ideológico de otro de los terrorismos cansados históricamente en la crónica de las agresiones Internacionales a la nación española, de una forma directa en el pasado más mediato, y de modo más difuso e indirecto con su presencia y acción en esta fase cursante y aparentemente final del conflicto líbico, en el que turcos y rusos parecen dispuestos a meter cuchara. Nunca como ahora para el retorno de los soldados en cuestión a la patria española.